Taylor Swift, Rihanna, Jay Z y Adele protagonizarán algunos de los grandes hitos de la industria este año.

 

Por Zack O’Malley Greenburg

PUBLICIDAD

Saqué mi bola de cristal e hice cuatro pronósticos para el negocio de la música para 2016, y aunque mi previsión no fue tan aguda en retrospectiva, no le fue nada mal.

El año pasado, predije que Ed Sheeran se convertiría en la estrella pop masculina más grande del mundo (ganó 57.5 ​​millones de dólares, sólo por detrás de Justin Timberlake en esa categoría) y que las payasadas de Justin Bieber finalmente harían mella en sus ganancias (salió de nuestra lista de músicos mejor pagados por la primera vez en años). Dije que la RIAA podría cambiar sus reglas para la certificación de los discos de platino, y que Adele lanzaría un nuevo álbum que ganaría ese disco de platino bajo cualquier definición (todavía no, y un sí rotundo).

Así que este año, he desempolvado la bola de cristal, y voy a echarle otro vistazo. Sin más preámbulos, he aquí mis cuatro predicciones para 2016:

1- Taylor Swift duplicará total de los ingresos de su último año.

Eso sería una verdadera hazaña: la cantante de “Blank Space” ganó 80 millones de dólares (mdd) hasta nuestro último recuento, pero eso sólo cubrió la primera parte de su gira mundial 1989. Ella ha ganado 4 mdd por concierto en sus presentaciones, que se han concentrado en Norteamérica, Asia y Australia. Esperamos que llegue a América del Sur y a varios países de Europa para ganar una cifra más cercana a los 200 millones que a los 100 el próximo año.

2- Habrá una estratificación financiera sin precedentes entre los fans de la música.

Claro, siempre ha habido bandas cuyos shows en vivo son más caros (The Rolling Stones, U2) o mucho más baratos (Kid Rock, Garth Brooks) que otros. Pero con artistas Swift y Adele que deciden no incluir su nueva música en Spotify y obligan a sus fans a comprar álbumes físicos o descargas digitales por 10 dólares o más, también crece un segmento premium de artistas en el ámbito de los álbums. Esa podría ser una bendición para las florecientes cuentas bancarias de las grandes estrellas, pero no para los fans que apenas pueden permitirse el lujo de pagar 120 dólares por año por una sola suscripción de streaming.

3- Jay Z venderá Tidal por más de lo que pagó por ella.

Si el servicio de streaming es pierde dinero tan rápido como ha estado perdiendo ejecutivos, su existencia podría verse amenazada. Jay Z pagó 56 mdd por la empresa sueca hace casi un año, y eso suena excesivo considerando los 75 mdd que Pandora acaba de pagar por sacar a Rdio de la quiebra. Pero Tidal tiene 1 millón de suscriptores –y a muchos de los superhéroes de la música– en su seno. Con los servicios de streaming compitiendo para diferenciarse a través de ofertas exclusivas, es muy posible que Apple Music, Spotify, Pandora o incluso una empresa como Samsung pudieran adqui-contratar a Jay Z y su tripulación. Y así como lo hizo con el dominicano Robinson Cano, Jay Z pueda conseguir mucho más dinero del que nadie anticipó.

4- Rihanna hará un regreso triunfal a las filas de los artistas mejor pagados de la música.

La intérprete de “Better Have My Money” no ha hecho mucho dinero últimamente, al menos no para los elevados estándares que maneja: Rihanna ganó 26 mdd durante el año pasado, frente a los 48 millones del año anterior. Pero con nuevo disco Anti y una gira en ciernes –con más de 65 espectáculos previstos hasta el próximo verano–, alguien le pagará a Rihanna lo que le debe muy pronto.

 

Siguientes artículos

nissan
Las marcas de autos más vendidas en México en 2015
Por

Nissan, General Motors y Volkswagen ocuparon los tres primeros puestos en la venta de autos en el país el año pasado....