Como parte de su traslado de operaciones a México, que el año pasado fue criticado por el entonces aspirante presidencial Donald Trump, más de 300 trabajadores de Carrier fueron despedidos de su fábrica en Indianápolis.

Fueron 340 los obreros que marcaron por última vez sus tarjetas en esta planta, a los que se espera que se sumen 290 empleados más que saldrán de la plantilla de esta compañía de aire acondicionado el 22 de diciembre de este año, de acuerdo con un calendario divulgado por la propia empresa a fines de mayo.

Los despedidos forman parte del proceso de traslado de operaciones a México, específicamente al estado de Nuevo León, que anunció Carrier el año pasado y contemplaba inicialmente el cierre de la planta en Indianápolis y el recorte de unos 1,400 empleos -con lo que se ahorraría unos 65 millones de dólares anuales-.

No obstante, tras las críticas y amenazas de Trump, se anunció un nuevo acuerdo para conservar unos 800 puestos de trabajo, aunque de todas formas unos 600 serán eliminados por su mudanza a México.

PUBLICIDAD

“Estoy trabajando duro, incluso en Acción de Gracias, tratando de que Carrier A.C. Company se quede en los Estados Unidos (Indiana)!”, dijo Trump en Twitter durante noviembre pasado, después de conocerse su victoria en la elección presidencial.

Carrier, especializada en soluciones de aire acondicionado, calefacción y refrigeración, obtuvo de ese acuerdo incentivos, entre los que se incluyen exenciones fiscales estatales por 7 mdd y subvenciones por 10 años; mientras que de su parte está invirtiendo 16 mdd para automatizar procesos en la planta de Indianápolis.

También puedes leer: ‘El Bronco’, despreocupado por Carrier y Trump; apuesta por firmas asiáticas

 

Siguientes artículos

Trump busca desprestigiar a investigadores del Rusiagate
Por

El equipo del presidente busca desacreditar la investigación del fiscal especial Mueller e incluso para que sea despedid...