El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular las reformas en las disposiciones de la Ley General de Salud, en materia de sobrepeso, obesidad y etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas.

Con 445 votos a favor, 0 en contra y 3 abstenciones se aprobaron las reformas y ahora, el documento pasará al Senado.

Los cambios legales establecen un etiquetado frontal en alimentos “chatarra”, a fin de advertir el contenido excesivo de energía, azúcares, grasas y sodio.

Cuando los productos superen los límites establecidos para esos elementos, deberán ser rotulados con sellos de advertencia en la parte frontal.

Respaldado por organizaciones, entre ellas la Alianza por la Salud Alimentaria, se espera que el etiquetado frontal ayude a los consumidores a tomar mejores decisiones de compra y, de esa forma, se combatan enfermedades como la obesidad y otros males relacionados con ésta.

Para el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), que agrupa a empresas como Bimbo, Coca-Cola Femsa, Kellogg’s y otras, cambiar el actual etiquetado frontal de alimentos y bebidas por uno de sellos de advertencia resultaría poco transparente y podría impactar en el ambiente de negocios.

“Impactaría en el clima de negocios porque evidentemente este tipo de normatividad es confuso, opaco y no nos da certeza, pero es un intangible… Aunque la discusión para nosotros es cómo tener el mejor etiquetado posible y que el consumidor tenga la mejor información”, comentó Lorena Cerdán, directora de dicho Consejo, en entrevista con Forbes México.

Lee más: Nuevo etiquetado de alimentos impactaría el clima de negocios: ConMéxico

 

Siguientes artículos

AMLO pugna por la desaparición de los exámenes de ingreso a universidades
Por

El presidente AMLO rechazó los exámenes de admisión, aunque dijo que garantizará la autonomía de las universidades.