Novak Djokovic ganó el domingo su séptimo título en el Abierto de Australia, un número récord de triunfos en el torneo, con un estilo devastador que condenó a Rafael Nadal a su peor derrota en la larga rivalidad de ambos tenistas en competencias de Grand Slam.

Tres años después de aplastar a Andy Murray por el trofeo de 2016, el serbio recuperó su trono en Melbourne Park con una seguidilla de 6-3 6-2 6-3, obteniendo su decimoquinto título en un Grand Slam y el tercero consecutivo.

Lee también Rafa Nadal regresa a Acapulco para el Abierto Mexicano de Tenis en 2019

Desplazando a Pete Sampras del tercer puesto de ganadores históricos de esos torneos, Djokovic se dirigirá a Roland Garros buscando un segundo “Nole Slam”, tras haber logrado los cuatro principales en 2015-16.

Solo los 20 de Roger Federer y los 17 de Nadal superan el conteo de trofeos de Grand Slam de Djokovic. Pero ante la fortaleza que exhibió el campeón en el Rod Laver Arena, estarán observando con nerviosismo.

Fue una victoria que dejó al propio Djokovic maravillado, siete años después de un partido en el que necesitó un récord de cinco horas y 53 minutos para vencer al español en el clásico de 2012 en Melbourne Park.

“Bajo las circunstancias, jugar contra Nadal, un partido tan importante, es sorprendente”, dijo el tenista de 31 años a los reporteros después de un encuentro de solo dos horas.

El serbio quebró a Nadal en cinco ocasiones, concediendo solo un “break point” y anotando apenas cuatro errores no forzados en los dos primeros sets.

Con su séptima victoria en una final en el Melbourne Park, Djokovic superó a Roger Federer y Roy Emerson, quienes tienen seis títulos del Abierto de Australia cada uno.

 

Siguientes artículos

Mañana regresan a clases la totalidad de alumnos de la UNAM
Por

Este lunes, iniciarán semestre (2019-2) más de 204,000 estudiantes de nivel superior y casi 30,000 de posgrado, con lo q...