El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que hablaba sobre bandas criminales cuando describió a algunos inmigrantes indocumentados como “animales”, un término que el Gobierno mexicano calificó como inaceptable.

Trump hizo las declaraciones el miércoles durante una reunión con autoridades municipales de California que comparten su meta de detener la inmigración ilegal a través de la frontera sur de Estados Unidos.

“Tenemos personas que ingresan al país o intentan ingresar, y estamos deteniendo a muchas de ellas, pero estamos sacando gente del país. No creerías lo malas que son estas personas. Estas no son personas, estos son animales”, opinó Trump..

Trump dijo en el mismo evento que “México habla, pero no hace nada por nosotros, especialmente en la frontera. Ciertamente no nos ayudan mucho en el comercio”.

PUBLICIDAD

El Gobierno de México dijo que presentaría una queja formal ante el Departamento de Estado estadounidense por los comentarios del republicano.

“El presidente Trump se refirió a algunos migrantes, tal vez tenía en mente a los integrantes de bandas criminales, no lo sé, se refiere a ellos como animales, no como personas”, dijo el canciller mexicano, Luis Videgaray, en una entrevista con la cadena Televisa.

“En opinión del Gobierno mexicano, es absolutamente inaceptable y así lo vamos a comunicar formalmente el día de hoy al Departamento de Estado”, agregó.

Cuando se le preguntó sobre los comentarios, Trump dijo el jueves que habían sido sacados de contexto.

“Me refiero, y lo sabes, a las pandillas de la MS-13 que están entrando. Estaba hablando de la MS-13. Y si miras un poco más adelante en la cinta, lo verás”, dijo Trump a periodistas.

También reiteró sus comentarios anteriores.

“MS-13: ellos son animales (…) Necesitamos leyes fuertes de inmigración (…) Tenemos leyes de inmigración de las que se ríen. Entonces, cuando entra la MS-13, cuando los otros miembros de la pandilla entran a nuestro país, me refiero a ellos como animales y adivina qué, siempre lo haré”, agregó Trump.

La cancillería de México dijo más tarde el jueves que los comentarios de Videgaray seguían en pie.

La MS-13, que comenzó a operar en Los Angeles en la década de 1980, se ha convertido en una organización criminal transfronteriza liderada desde El Salvador y que tiene 30.000 miembros en todo el mundo, 10.000 de ellos en Estados Unidos, según el Departamento de Justicia estadounidense.

 

Siguientes artículos

La CIA tendrá por primera vez a una mujer como su directora
Por

Gina Haspel fue confirmada por el Senado de Estados Unidos como la directora de la Agencia Central de Inteligencia.