Luego de que el gobierno de Bolivia declaró personas no gratas a la embajadora de México en ese país, María Teresa Mercado, así como a dos diplomáticos españoles, Cristina Borreguero y Álvaro Fernández, autoridades de Espala respondieron con la expulsión de tres diplomáticos bolivianos en Madrid.

Por su parte, el gobierno mexicano instruyó a Mercado retornar al país con el fin de resguardar su seguridad e integridad y determinó apoyar al personal que permanecerá frente a la embajada en La Paz, Bolivia.

Fuentes del gobierno de España, declararon al diario El País, que la escalada en las tensiones diplomáticas obedece a una “sobreactuación” del gobierno de facto de Jeanine Áñez, que está utilizando el accidente para ganar el respaldo de la población “envolviéndose en la bandera nacionalista”.

El gobierno de Bolivia solicitó esta mañana a los diplomáticos abandonar el país por considerar que lesionaron “gravemente la soberanía del pueblo y del gobierno constitucional de Bolivia” al acusarlos de cometer conductas hostiles al intentar ingresar de manera oculta a la residencia de México en Bolivia.

“El gobierno (…) ha decidido declarar persona no grata a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado (y al) cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández”, dijo la presidenta boliviana interina, Jeanine Añez, quien solicitó que abandonen el país en las próximas 72 horas.

El gobierno de España afirmó que el pasado viernes la encargada de Negocios y el cónsul español acudieron a la embajada mexicana como parte de una invitación hecha por Mercado. Sin embargo, cuando los diplomáticos se disponían a salir de la embajada, escoltados por cuatro policías españoles, agentes bolivianos les impidieron el paso y un grupo de civiles los agredió, detalló el diario El País.

Las autoridades bolivianas aseguraron que la presencia de agentes de la policía española tenía por objetivo sacar de forma clandestina a nueve ex altos funcionarios del gobierno de Evo Morales que permanecen en la embajada mexicana. Sin embargo, las autoridades españolas negaron esta versión.

La respuesta de México

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, reconoció la actuación de María Teresa Mercado, embajadora de México en Bolivia, declarada persona no grata por las autoridades de facto del país andino.

A través de una publicación en su cuenta de Twitter, Ebrard afirmó que Mercado cumplió cabalmente con su labor de re prestación de México y su cauda en favor del asilo y la paz.

Asimismo, señaló que se dará todo el apoyo al personal que estará al frente de la embajada de México en la Paz, Bolivia.

El gobierno mexicano ha denunciado que autoridades bolivianas retuvieron los automóviles de funcionarios españoles que visitaron su residencia diplomática en La Paz.

La residencia de la diplomática se encuentra desde el 10 de noviembre bajo fuertes medidas de seguridad, que incluye el vuelo de drones, a fin de evitar que nueve exfuncionarios del gobierno de Evo Morales abandonen la residencia diplomática mexicana.

Mientras el grupo espera salvoconductos para abandonar el país, las autoridades de Bolivia que reemplazaron a Morales, han levantado diversas acusaciones contra ellos, y exigen su entrega, a lo que México se niega amparado en los protocoles internacionales en materia de asilo.

Lee también: Bolivia expulsa a embajadora de México y a diplomáticos de España

 

Siguientes artículos

Peso a dolar
Peso cierra con ligero avance pero con caída semanal de 0.39%
Por

El peso mexicano cotizaba en 22.358 por dólar con una leve apreciación del 0.04% frente al precio de referencia del juev...