El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dijo que el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció una “respuesta incompleta” este domingo durante su informe trimestral en la que esperaban un plan para hacer frente a los impactos económicos del covid-19.

Sin embargo, estos anuncios no fueron los esperados y dejaron impactos adicionales a las variables de corto plazo, con una amplia incertidumbre hacía el mediano y largo plazos.

En este momento de crisis, posponer decisiones es en sí una mala decisión. Cada día perdido se traduce en un mayor daño para las familias mexicanas. El Presidente de México cuenta con nosotros en su proyecto de vencer a la corrupción, a la pobreza extrema, a la inseguridad y a la crisis del Covid-19. Pero también salvemos juntos los empleos y los ingresos de las familia”, señaló el CCE esta mañana en un comunicado de prensa.

Desde el 18 de marzo, el CCE –que representa a 12 cámaras empresariales— envió al Presidente una propuesta para preservar el empleo formal e informal de 36 millones de mexicanos mediante acciones inmediatas para apoyar la sobrevivencia de las pequeñas y medianas empresas.

Y el jueves pasado presentaron un plan para suscribir un gran convenio nacional entre gobierno, trabajadores, sector social y empresarios para transitar los siguientes noventa días, que serán críticos.

 

Reconocemos los avances en los programas sociales del Gobierno de México y damos la bienvenida a algunas de las medidas, como su compromiso a aumentar la inversión pública para generar empleos, la ampliación del programa de créditos de la banca de desarrollo y de las instituciones de vivienda, y su instrucción al SAT para apresurar las devoluciones pendientes de IVA a las empresas”, señaló el documento.

Sin embargo, el principal objetivo de la inversión privada es proteger el empleo, los salarios y los ingresos de las familias; sentar las bases para una recuperación inmediata; evitar que la crisis de liquidez se convierta en una crisis de solvencia; y contar con recursos para continuar los programas sociales.

El CCE recordó que hace un par de meses los empresarios mexicanos presentaron 10 principios de dimensión social y también se comprometieron a impulsar una relación responsable y propositiva con el presidente  exigiendo reglas claras, certidumbre jurídica, normativa y económica para las inversiones.

El buen juicio es esencial en tiempos difíciles. Lo concreto importa más que las generalidades. Se requiere tener sentido de la realidad. Todos esperamos que un estadista nos muestre su sabiduría; que esté familiarizado con los hechos relevantes; y que actúe. El liderazgo siempre exige un buen criterio; nunca dejar que las pasiones ni la emoción nos impidan hacernos las preguntas fundamentales”, puntualizó el CCE.

Lee: Empresarios unen fuerzas para exigir apoyo a AMLO ante crisis por Covid-19

 

Siguientes artículos

Facebook promete 10 mdd para campañas de justicia racial
Por

El anuncio se produce luego que varios empleados de alto rango de Facebook criticaran el enfoque del CEO de "no hacer na...