Para lograr la reactivación económica de la Ciudad de México tras la pandemia de coronavirus, lo más viable sería aumentar el poder adquisitivo del consumidor con un ingreso básico universal, en lugar de implementar un esquema de rescate a las empresas, asegura un experto en la materia.

Empresarios de la capital del país insistieron al gobierno local en implementar facilidades fiscales sobre la nómina de los trabajadores, mayor intervención de la administración federal para solventar los sueldos de los trabajadores, así como una reorientación del gasto público hacia un plan de soporte a las compañías.

Autoridades de la CDMX presentaron el plan de reactivación económica para urbe, donde se apuesta por el sector de la construcción público y privado para recuperar 987,000 empleos, de los casi 200,000 que se perdieron durante los primeros cinco meses del año por la emergencia sanitaria.

Lee también: CDMX apuesta a obras públicas y privadas para recuperar empleos perdidos

Ante ello, el analista en macroeconomía y política pública, Darío Ibarra Zavala, refiere que es poco probable que se cumplan las peticiones de la iniciativa privada, puesto que las intenciones de los gobiernos federal y local apuntalan en una dirección diferente: fortalecer a la población con programas sociales.

De acuerdo con el plan económico para la nueva normalidad de las autoridades capitalinas, se han destinado más de 5,200 millones de pesos para apoyos sociales como las becas Leona Vicario, de educación básica y de útiles escolares. En tanto, el gobierno de México ha canalizado más 19,600 millones de pesos para el mismo rubro.

reactivacion economica cdmx
Foto: Plan de reactivación económica de la CDMX.

El también académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) detalló que si apuesta por fortalecer al consumo, la gente podría pagar sus tarjetas de crédito y salir a comprar; además que las familias podrían salir de deudas y comenzar el círculo económico.

Señaló que el apoyo generado hasta el momento hacia la ciudadanía no es suficiente, por ello se debería generar un ingreso básico universal como se hace en algunas regiones de Europa, para que las personas en situación de pobreza tengan los suficientes recursos para comer.

“Pasamos por algo semejante con el Fobaproa (Fondo Bancario de Protección al Ahorro), fue un rescate a la banca. Al término de ello la banca y consumidores siguen endeudados, una alternativa a ese tipo de rescaete es no ayudar a empresas sino a familias”, ahondó.

Congresistas locales del Partido Acción Nacional (PAN), incluso el senador morenista Martí Batres, se han pronunciado en favor de esta política, la cual pretendería combatir el bache económico por la emergencia sanitaria sin que sea utilizada con fines electorales.

Te puede interesar: La reactivación económica en CDMX será difícil sin apoyo a empresas: IP

Respecto a la solicitud de la iniciativa privada de reorientar el gasto y olvidarse de los grandes megaproyectos del gobierno federal, Ibarra Zavala aseguró que es poco probable que el gobierno federal atienda la recomendación, cuando obras como el Tren Maya y la Refinería en Dos Bocas buscan ser un sello político del sexenio.

Además, insistió en que tampoco ha sido suficiente el apoyo gubernamental a la microempresa, por lo que al inicio de la nueva normalidad habrá un gran número de comercios que mantengan sus cortinas abajo.

reactivacion economica cdmx
Foto: Plan de reactivación económica de la CDMX.

Según datos de la CDMX, la administración local ha destinado 3,800 millones de pesos en microcréditos a negocios, seguro de desempleo y programas alimentarios; mientras el gobierno federal ha direccionado más de 4,200 millones de pesos en préstamos a taxistas, tianguistas y pequeños negocios.

Posible, pero poco probable

El plan de reactivación económica de la CDMX prevé una inversión de cerca de 25,000 millones de pesos para obras públicas, así como un monto de 50,373 mdp para el mismo rubro pero del sector privado.

El economista de la UNAM refiere como un punto positivo del plan que se apueste por la construcción como un motor para darle vida económica a la ciudad, aunque todavía no hay claridad de dónde se obtendrán esos recursos generar ese plan.

Aseveró que si se pretende adquirir deuda pública para financiar estas obras, no sería lo más conveniente, puesto que sería un similar a hipotecar los resultados que se generarían al corto y mediano plazo.

“Es como tener una tarjeta de crédito y decidir gastar el día de hoy y mañana está hipotecando su ingreso futuro”.

De acuerdo con la ley de austeridad para la capital del país que se publicó este este lunes en la Gaceta Oficial local, el poder ejecutivo de la CDMX obtuvo la facultad para modificar el gasto ante escenario complicados como una pandemia, por lo que a través de un ahorro en el servicio público se podrán redireccionar los fondos del gobierno.

“Por conducto de la Secretaría (de gobierno local), únicamente durante el ejercicio fiscal en el que duren estos supuestos, aplicará las medidas de disciplina y equilibrio presupuestario, ordenando a las Dependencias, Órganos Desconcentrados, Alcaldías y Entidades llevar a cabo las reducciones a su presupuesto de egresos en los rubros de gasto que no constituyan un subsidio entregado directamente a la población, a efecto de salvaguardar el interés social y público de la Ciudad”, explica la publicación.

Lee también: Empresarios capitalinos, dispuestos a aplicar tests a empleados por Covid-19

Ante la intención del gobierno de la CDMX por recuperar 987,000 empleos, de los 200,000 que se perdieron en los últimos meses, Ibarra Zavala asegura es una meta sumamente ambiciosa, la cual es posible pero poco probable.

Aceptó que la capital es un ente económico muy importante para el país en términos de aportaciones al Producto Interno Bruto (PIB), pero duda que tenga la capacidad para regenerar un porcentaje tan alto de puestos laborales en un corto o mediano plazo.

Abundó que también se requiere de un comportamiento más agresivo del gobierno local y federal para que se retome la inercia económica, ya que lo ideal es no dejar todo en manos del mercado.

Remarcó que de acuerdo con la teoría, los mercados son la forma más eficiente para asignar recursos, aunque algunas veces hay riesgos en términos del sistema de salud; por lo tanto, una entidad fuerte es la más adecuada para otorgar atención médica a la población ante una emergencia sanitaria como esta.

“Dejarlo en manos del mercado ya vimos que es una apuesta muy riesgosa. El gobierno de la Ciudad de México decidió hacer algo, y es algo positivo que podría provocar que se cambie la manera de hacer política económica, no sólo en el país, sino en el mundo”.

 

Siguientes artículos

desciende desempleo estados unidos
México perdió más de 12 millones de empleos durante mayo y abril
Por

Datos del Banco de México revelan que 12 millones 180 mil personas perdieron su puesto de trabajo durante los meses de a...