Estados Unidos “ya no es una economía sobrecalentada” con un mercado laboral que se ha “enfriado considerablemente” desde sus extremos de la era de la pandemia y en muchos sentidos está de nuevo donde estaba antes de la crisis sanitaria, dijo el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, en comentarios al Congreso que sugirieron que el argumento a favor de recortes de las tasas de interés se está fortaleciendo.

“Somos muy conscientes de que ahora enfrentamos riesgos de doble cara” y ya no podemos centrarnos únicamente en la inflación que, sin embargo, todavía “sigue estando por encima” del objetivo del 2% del banco central, aseguró Powell al comité bancario del Senado este martes. “El mercado laboral parece haber vuelto a estar completamente en equilibrio”.

En sus comentarios preparados, Powell dijo a los senadores que la inflación había estado mejorando en los últimos meses y que “más datos positivos fortalecerían” el argumento a favor de una política monetaria más flexible.

La Fed ha mantenido su tasa de política monetaria en el rango del 5.25 al ​​5.5% desde julio de 2023.

Los comentarios de Powell parecieron mostrar una creciente confianza en que la inflación volverá al objetivo de la Fed, y contrastó la falta de progreso en materia de inflación en los primeros meses del año con la reciente mejora que ha ayudado a generar la confianza de la Fed en que las presiones sobre los precios seguirán disminuyendo.

“Después de una falta de progreso hacia nuestro objetivo de inflación del 2% en la primera parte de este año, las lecturas mensuales más recientes han mostrado un modesto progreso adicional”, señaló Powell en declaraciones al Comité Bancario del Senado. “Más datos positivos fortalecerían nuestra confianza en que la inflación se está moviendo de manera sostenible hacia el 2%”.

La Fed recibe información de precios al consumidor para el mes de junio el jueves.

Un informe de empleo del viernes mostró que en junio se agregaron 206,000 puestos de trabajo, que siguen siendo sólidos, pero con una tendencia mensual de desaceleración y una tasa de desempleo en aumento que ahora se ubica en el 4.1%.

Powell dijo que ese “nivel todavía es bajo”, pero también señaló que “a la luz del progreso logrado tanto en la reducción de la inflación como en el enfriamiento del mercado laboral en los últimos dos años, la inflación elevada no es el único riesgo que enfrentamos”. Dejar la política monetaria demasiado restrictiva durante demasiado tiempo “podría debilitar indebidamente la actividad económica y el empleo”, señaló Powell, socavando un período de crecimiento económico que dijo “sigue siendo sólido” con una demanda privada “robusta”, mejores condiciones generales de oferta y un “repunte en la inversión residencial”.

Te interesa: Sube probabilidad de que la Fed recorte su tasa en septiembre: BlackRock

Recortes de tasa de la Fed tendrán que ajustarse a elecciones de EU

Los comentarios de Powell pueden fortalecer las expectativas de cambios en la declaración de política que se publicará después de la reunión de la Fed del 30 y 31 de julio que al menos abren la puerta a un recorte de tasas en septiembre, dado que ahora los inversores tienen una probabilidad de aproximadamente el 70%, salvo un aumento sorpresivo en las próximas lecturas de inflación.

“Está empezando a preparar un recorte de tasas”, dijo Brian Jacobsen, economista jefe de Annex Wealth Management en Brookfield, Wisconsin. “Ven riesgos en no recortar lo suficientemente pronto. Solía ​​ser que se centraban exclusivamente en la inflación”.

En la reunión de la Fed del 11 y 12 de junio, la proyección mediana de 19 funcionarios era de un solo recorte de tasas de un cuarto de punto para fin de año, pero desde entonces los datos de inflación han sido más débiles de lo esperado.

El índice de precios al consumidor no aumentó en absoluto en mayo, y los analistas anticipan otra lectura débil cuando se publiquen nuevos datos el jueves.

El testimonio de Powell es el último de una ronda semestral de audiencias sobre política monetaria, con preguntas de los senadores después de sus comentarios. Comparecerá ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara el miércoles a las 10 a.m. EDT (1400 GMT).

Las audiencias del Congreso también suelen ver a Powell interrogado sobre una amplia gama de temas, y ese interrogatorio podría ser más intenso antes de una elección presidencial de noviembre en la que es probable que la decisión de la Fed de seguir adelante con los recortes de tasas o posponerlos se convierta en parte del debate.

La meta de inflación se establece en referencia al índice de precios de los gastos de consumo personal, que en mayo estaba aumentando a una tasa interanual del 2.6%.

Eso es inferior a su pico de la era de la pandemia, pero el shock inflacionario sigue siendo un potente tema de debate político.

En un informe al Congreso publicado el viernes antes del testimonio de Powell, la Fed señaló que había buenas razones para creer que las presiones sobre los precios, en particular en el mercado inmobiliario, un contribuyente significativo a la persistencia reciente de la inflación, estaban en declive.

Combinado con las preocupaciones sobre el mercado laboral, eso debería “dejar a la Fed más preocupada por el riesgo de recesión que de una inflación persistente”, escribieron los economistas de Pantheon Macroeconomics después del último informe de empleo.

Con información de Reuters.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube y no te pierdas de nuestro contenido

 

Siguientes artículos

Ucrania-sistema eléctrico-hospital
Ucrania trabaja en reconstrucción del hospital infantil de Kiev devastado tras ataque ruso
Por

Los ucranianos han empezado a trabajar en la reconstrucción del hospital infantil Ojmedit de Kiev, que sufrió graves dañ...