Conozco parejas donde ambos son emprendedores, y la comprensión de los tiempos necesarios para sus negocios son claves en la relación. También he conocido parejas que tienen problemas de confianza porque ella es empresaria y viaja mucho, y él es celoso y todo lo conflictúa. En la vida, como en los negocios la comunicación es clave y siempre hay distintos factores que evaluar y valores que pueden ayudarnos, si tenemos negocios o si nuestra pareja los tiene.

Cierto es que quien viva situaciones similares a las nuestras nos comprenderá más fácilmente, no obstante, también se puede hacer un esfuerzo por ser mejores parejas si la propia es emprendedora o persona de negocios. ¿Qué requiero tener para ser mejor pareja en este sentido? Aquí el camino:

  1. El primer punto es tener confianza en nuestra pareja y para ello lo más importante es la comunicación. Sin comunicación será difícil establecer las bases sólidas de la relación, mismas que a la larga ayuden a cualquiera de las partes a crecer en los negocios.
  2. Comprensión. Comprender los roles, los tiempos, la formas y los formatos de trabajo de nuestra pareja es clave si queremos apoyarla. Cuando hablamos de comprensión, hablamos de ser empáticos con nuestra pareja, sin dejar a un lado lo importante de la relación.
  3. Ser tolerante es el siguiente paso una vez que comprendemos las formas y los formatos de trabajo. Este aspecto en sí mismo ya implica accionar, y ser permisivos con los tiempos y formas de nuestra pareja. Tolerar es también aceptar, que nuestra pareja viene en combo con su parte emprendedora.
  4. Apoyar es importante y es el siguiente nivel de acción, ayudar a nuestra pareja con los hijos cuando ella va a cerrar un negocio, o hacer favores de distintos tipos puede generar gran valor en la pareja.
  5. Impulso e involucramiento. A diferencia del apoyo, el impulso implica un mayor nivel de involucramiento ya que en este caso el acercamiento y la ayuda es directa en el negocio o en la persona que lo hace.

Podemos pensar en impulsar a nuestra pareja motivándola, apoyándola emocionalmente en momentos difíciles, o yendo más allá. Abriendo posibilidades, presentando a un cliente potencial o incluso vendiendo.

En ocasiones habrá muchos emprendedores que quieran que su pareja se involucre más en su negocio, y otros que no lo quieran, de ahí que la confianza y la comunicación sea lo primero.

PUBLICIDAD

No obstante, habrá quienes lo deseen y lo pidan, contemplando alguno de los puntos arriba mencionados como importantes para la relación, valóralo y contémplalo.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Coaching

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Como reaccionar al diluvio de emprendimiento
Por

Errores de logística o simplemente problemas personales que se traspasan a lo profesional, de una u otra forma los negoc...