Para entrar se necesita una identificación biométrica. Al interior del edificio, de no más de 6 pisos, se encuentra una bóveda flotante con paredes de acero. No lo parece, pero ese predio alberga un espacio impenetrable.

 

El señuelo para la entrevista es el siguiente: te vamos a llevar a un lugar tan seguro que si el Chapo hubiera estado ahí no hubiera escapado. Lo anterior es parte de una plática informal; sin embargo, al llegar al edificio la vigilancia se torna un tema serio: cámaras de seguridad de largo alcance, identificadores biométricos, puertas de acero de más de 50 centímetros de grosor.

PUBLICIDAD

La firma StrongMax asegura que esta bóveda es el lugar más seguro de México para resguardar pertenencias u objetos de alto valor. La empresa nació a raíz de un robo. La oportunidad de mercado era enorme, pues los bancos poco a poco están dejando de lado el servicio de cajas de seguridad. Sin embargo, la gente sigue teniendo pertenencias que resguardar.

“Hace cuatro o cinco años, donde yo trabajaba sufrimos un robo bastante fuerte. Al llegar a trabajar, un martes, no dimos cuenta que todo estaba volteado: las puertas abiertas, la caja fuerte violada, y lo que se robaron lo subieron a los carros de la empresa, que también se llevaron. A mí me robaron cosas que eran muy importantes, cosas que había juntado durante tantos años y hasta un regalo de bodas. Entré en un estado se shock”, señala en entrevista Max Cukiert, fundador de la empresa especializada en resguardo de valores.

La inseguridad, los robos a cuentahabientes, en cajeros y durante periodos vacacionales han generado que muchas personas busquen otras alternativas para resguardar sus pertenencias. Incluso, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) implementó la plataforma tecnológica Mi Policía K8, donde los capitalinos podrán solicitar acompañamiento policial al realizar retiros de efectivo en las sucursales bancarias. Además, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2014, siete de cada 10 personas consideran que la entidad federativa en la que residen es insegura (73.3% de la población).

Al reponerse del robo, Cukiert decidió crear una empresa que le diera seguridad a los bienes de una persona para que no pasen lo mismo que él.

“Este servicio ya no es rentable para la banca porque el modelo de negocio cambió. Antes eran sucursales muy grandes; ahora son más pequeñas y automatizadas, además de que se especializan en tarjetas y otros servicios, y no invierten los mismos recursos en algo que no es rentable”, comenta Cukiert.

Lo más complicado de fundar la empresa más segura del país fue la certificación de UL (Underwriters Laboratories), la entidad internacional más reconocida a nivel mundial en pruebas y certificaciones de seguridad, y de la SSPDF, además de la certificación por la empresa israelí SETER Security Consulting, una de las mejores en temas de asesoría en seguridad.

“Es un orgullo que en México tengamos un servicio igual o más alto en estándares que cualquier otro país considerado de primer mundo”, señala Cukiert.

Una de las mayores satisfacciones del fundador de StrongMax es contar con un equipo altamente capacitado, sometido a rigurosas pruebas de polígrafo para garantizar un servicio más seguro.

boveda_strong_max

Puerta de la bóveda flotante de StrongMax. 

 

El lugar más seguro del país

Pese a que el lugar está vigilado, en las oficinas de StrongMax se percibe un ambiente de tranquilidad. El propio Max Cukiert recibe de vez en cuando a los clientes para escuchar sus necesidades a la hora de solicitar los servicios de una caja de seguridad.

El cliente necesita cuatro cosas para entrar:

  • Una tarjeta de proximidad.
  • Cumplir con el proceso de reconocimiento facial.
  • Acreditar la compatibilidad biométrica (reconocimiento único de humanos).
  • Contar con una llave personalizada para acceder a las cajas.

Los clientes pueden entrar a la bóveda flotante que contiene las cajas de seguridad de dos formas: por la entrada de la recepción o, si lo que buscan es más privacidad, por la parte posterior, por el estacionamiento, para no ser vistos.

El primer control de seguridad es una puerta que exige la tarjeta de aproximación de última generación. Una vez que se pasa ese filtro, se entra a la recepción, donde el personal de StrongMax hace el reconocimiento facial y biométrico, que aunque implica alta tecnología, no es un proceso invasivo, pues el reconocimiento biométrico se realiza con la detección de las imágenes en las cámaras.

Pasando este segundo filtro está la bóveda flotante, donde se encuentran las cajas de seguridad. Es un portento de tecnología y seguridad. Tan sólo la puerta tiene un espesor de 40 o 50 centímetros; es un espacio de 40 metros cuadrados con un peso de 150 toneladas. Está monitoreada las 24 horas del día los 365 días del año, y según Max Cukiert, tiene la misma seguridad de las bóvedas de la Reserva Federal de Estados Unidos.

La broma reaparece.  Cukiert comenta que si el Chapo hubiera estado preso dentro de esta bóveda, nunca se hubiera escapado. Pero eso no es lo que hace seguro a StrongMax: “La seguridad no está en la caja en sí. Lo que genera la seguridad es todo el entorno que ofrece el personal capacitado, los sistemas tecnológicos de alta seguridad y la fortaleza de las cajas”, señala Cukiert.

 

Único en el país

Contratar el servicio de resguardo cuesta 4,500 pesos al año. El objetivo de la tarifa es que la cultura de prevención esté al alcance de la mayoría de los presupuestos.

“Ése es el principal reto del sector: lograr una cultura de prevención. No sé cuál sea la fórmula para crear esta cultura, pero en StrongMax estamos trabajando para que eso se cumpla” señala.

Los valores depositados en la bóveda cuentan con tres ventajas de seguridad principales:

Seguridad: Alarma y sistemas de supresión de incendios y alta resistencia a sismos. Altos estándares de privacidad y manejo de información. Sistema de más de 300 sensores y alarmas. Relación del cliente con su caja de seguridad a través de los sensores biométricos.

Privacidad: La empresa está ubicada dentro de un edificio de oficinas. Cuenta con estacionamiento interno, monitoreado las 24 horas. Sólo el cliente sabe el contenido de su caja y cuenta con cuartos privados para realizar sus movimientos. No es necesario inventariar el contenido.

Servicio: El servicio está disponible los 365 días del año. Existe una atención personalizada, incluso por el propio fundador. La póliza de seguro tiene un costo menor a 2% del monto asegurado. Además, StrongMax es la única empresa del país autorizada (por la SSPDF) para prestar el servicio de renta de cajas de seguridad.

Los planes a futuro para StrongMax son acercar este servicio a gran parte de la población y no limitarse al Distrito Federal. “Creo que es un servicio que la gente requiere en cualquier estado de la Republica.”

 

Siguientes artículos

¿Cuáles son los estados con más desempleo en México?
Por

Durante el segundo trimestre, Nayarit y Tabasco comparten el primer lugar en la tasa de desocupación, según datos del In...