El crecimiento en los ingresos de la red social ha disparado el precio de sus acciones. ¿Cuánto tiempo durará el impulso? El comportamiento histórico de Google nos da una pista.

 

Por Steve Schaefer

 

PUBLICIDAD

Los elogios de Wall Street para los resultados de Facebook del segundo trimestre fueron más que efusivos. Ese 23 de julio los mercados se apresuraron a aumentar las calificaciones y elevar las estimaciones del precio de las acciones. La tabla se inclinó ligeramente hacia el otro lado ayer por la mañana, cuando los analistas de Janney Capital de Markets bajaron su calificación a neutral desde comprar, advirtiendo que los inversores podrían no estar dispuestos a pagar precios tan ricos por la red social en el 2015 y más allá.

Tony Wible, de Janney, reconoce el “increíble” potencial de monetización de la compañía, desde los flujos de ingresos existentes, como su negocio de publicidad móvil, hasta el futuro de Instagram y los posibles nuevos productos. Pero Wible piensa que el precio actual y la valuación de las acciones ya reflejan esa evolución, lo que motivó la rebaja.

“La expectativa está ganando terreno y podría desencadenar la compresión de la valuación”, escribe Wible en una nota a sus clientes, señalando los decrecientes rendimientos recientes. Después de subir 30% cuando superó las estimaciones de ganancias por acción en el segundo trimestre de 2013, Facebook ganó sólo 5% de un incremento de 31% en el último trimestre.

“Sospechamos que eso está relacionado con el sentimiento alcista (86% le da una calificación de ‘comprar’) y los inversores continuamente esperan que FB supere sus números para tener más ganancias”, dice Wible. La reacción más modesta durante la última superación de expectativas de ganancias es que ello “sugiere que la compresión ha comenzado a darse”.

Nada de esto quiere decir que Facebook esté en peligro de perder el impulso. Actualmente, la empresa tiene una tasa de precio-ganancias de casi 47, y ésta alcanza 83 veces para los ingresos de 12 meses y 20 veces las ventas.

Facebook debe dar una prima, cree Wible, pero aún espera que su múltiplo de ventas a plazo (utilizando previsiones de ventas de 2016) caiga a 10.5 desde 12.5, lo que lleva a un precio objetivo de 84 dólares, una cifra que aún es mejor que los 75.03 de ayer.

Si el crecimiento de las ventas de Facebook se desacelera hacia 2016, es probable que el reciente repunte en su crecimiento haga sus ventas comparables más desafiantes en el futuro. Wible dice que la experiencia posterior a la salida a bolsa de Google resulta ilustrativa.

“Google sostuvo una relación precio-crecimiento de ventas relativamente consistente los primeros cinco años después de su OPI. El múltiplo constante parecía pesar sobre las acciones una vez que el crecimiento se desaceleró [en 2006]”, escribe Wible, lo cual dio lugar a una acción que pasó gran parte de ese año luchando por retomar el nivel de los 200 dólares (ver gráfico).

Facebook aún no ha mostrado ningún signo de desaceleración de crecimiento –sus ingresos crecieron 60.5% respecto al T2 del año anterior, en comparación con un aumento del 53% en el mismo periodo 2012-2013–, pero para cuando lo haga, parece pensar Wible, la valuación ya habrá retrocedido. Él reconoce, sin embargo, que los inversores no han considerado todos los factores.

“Creemos que los inversionistas subestiman el potencial de un producto de pagos que puede superar el tamaño potencial de otras oportunidades bien conocidas”, escribe Wible. Sin embargo, ese despliegue será gradual, por lo que aún no está listo para construir su “comodín de pago” en su pronóstico actual.

Las acciones de Facebook cayeron 1.5% ayer, a 74.86 dólares, pero han subido casi un 38% en 2014.

 

Siguientes artículos

Canal de Nicaragua: un proyecto muy en serio
Por

Cien años del Canal de Panamá: Pese al escepticismo que predomina respecto a la construcción de un posible canal en Nica...