El deseo del príncipe Harry y su esposa Meghan Markle de dejar sus funciones protocolarias de la realeza británica y buscar la independencia económica los pone de frente a un potencial conflicto de ética empresarial.

Al renunciar a las subvenciones que reciben del erario, los duques de Sussex quieren percibir ingresos económicos por su propia cuenta, algo que hasta el momento no pueden por su condiciones de integrantes de la familia real.

Para ganar dinero, solicitaron desde el año pasado el registro del nombre de su fundación, Sussex Royal, como marca comercial.

La solicitud de marca ante la Oficina de Propiedad Intelectual de Reino Unido cubre una amplia gama de productos y servicios, como libros, artículos de papelería, ropa como pijamas y calcetines, campañas de caridad, capacitación, deporte y atención social.

La pareja estaría dispuesta a firmar acuerdos comerciales y habría comenzado a armar desde el año pasado un equipo para ese fin en Hollywood, con la participación del exmanager de Meghan Markle –de su pasado como actriz– y de la compañía de relaciones públicas Sunshine Sachs, según reportó el periodista Dan Wootton, quien publicó el lunes la primicia de la decisión de los duques de Sussex, un día antes del anuncio.

Es decir, Harry y Meghan buscan el lucro a partir de sus títulos como parte de la realeza, sin tener que cumplir con las labores públicas que ésta exige.

Lee también: La Corona británica pone freno al retiro del príncipe Harry y Meghan

Realeza a medias

Aunado a esto, los duques en realidad desean quedarse a medio camino de la separación de la familia real, pues seguirían conservando algunos privilegios y estarían en el aire dudas sobre cuestiones como los costos de su seguridad.

En su nuevo sitio web, la pareja publicó una sección en la que explicó que la “subvención soberana” que reciben del erario, destinada a cubrir sus gastos domésticos y de viajes, sólo representa el 5% de sus ingresos; el restante 95% proviene del patrimonio privado del padre de Harry, el príncipe Carlos.

Enrique, el sexto en la línea de sucesión del trono británico, y Meghan anunciaron que planean dividir su tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica; mientras estén en Inglaterra, continuarán viviendo en Frogmore Cottage, una residencia en los terrenos del Castillo de Windsor.

Esta propiedad fue renovada recientemente por un monto de 2.4 millones de libras (3.13 millones de dólares) que fue pagado por los contribuyentes británicos.

Por otro lado, dejaron ver que continuarán recibiendo la seguridad que recibe la realeza por ley. Aunque el presupuesto para este servicio, proporcionado por la Policía londinense, nunca se hacen público, se estima que alcanza los cientos de miles de libras al año.

Harry y Meghan apuntaron en su sitio web que otros miembros de la familia retienen sus títulos mientras se ganan sus propios ingresos; algunos ejemplos son otros nietos de la reina, incluidas las hijas del príncipe Andrés, Beatrice y Eugenie, que tienen trabajos vinculados a los negocios y las artes; no obstante, ellas no son consideradas como seniors de la familia real.

Por sus perfiles, los duques podrían vincularse al sector del entretenimiento. El año pasado, se informó que Harry sería productor ejecutivo de un documental sobre salud mental junto a la magnate de la televisión estadounidense Oprah Winfrey para el servicio Apple TV+.

A su vez, Meghan, quien protagonizó la serie de televisión “Suits”, podría revivir su carrera como actriz, sugirió la biógrafa de la realeza Penny Junor.

“Hay un precedente para esta estructura y se aplica a otros miembros actuales de la familia real que apoyan a la monarquía y también tienen trabajos de tiempo completo externos a su compromiso con la monarquía”, señalaron los duques en su página, sin embargo ninguno de los otros familiares hace una explotación comercial de los títulos reales, como ellos pretenden.

Con información de Reuters

 

Siguientes artículos

coVID-19 Coronavirus, covid-19, 2020, CDMX
Ssa registra otro récord de contagios de Covid-19; estima 48,708 casos activos
Por

Si bien la Ssa registró otro récord de casos confirmados de Covid-19, insistió en que la epidemia ya tiene una tendencia...