EFE.- La división dedicada a computación en la nube (cloud) del gigante chino del comercio electrónico Alibaba presentó hoy un modelo de inteligencia artificial generativa, convirtiéndose así en la última compañía del país asiático en lanzar una alternativa al estadounidense ChatGPT.

El modelo, llamado Tongyi Qianwen (en mandarín, algo así como “la verdad, desde mil preguntas”), estará disponible para clientes empresariales y desarrolladores, y se integrará en aplicaciones del ecosistema digital de Alibaba, con pruebas piloto en DingTalk -equivalente chino a Microsoft Teams o Slack- y en su asistente de voz Tmall Genie, similar al Alexa de Amazon.

Esta IA “puede responder a solicitudes en texto tanto en inglés como en chino” y servirá para “ayudar a los usuarios corporativos a llevar a cabo tareas desde borradores de propuestas de negocios a la corrección de informes”, explicó el grupo en una nota publicada en su portal de noticias corporativo.

Con ello, Alibaba se une a otras tecnológicas del país asiático como el “Google chino” Baidu, que presentó en marzo a su rival para ChatGPT, ERNIE Bot, o a SenseTime, que ayer mismo desveló a su chatbot, denominado SenseChat.

“Estamos en un momento decisivo para la tecnología, impulsado por la IA generativa y la computación en la nube, y los negocios en todos los sectores han empezado a adoptar la transformación inteligente para llevar la delantera”, aseguró hoy el consejero delegado del grupo, Daniel Zhang.

Poco antes de las 15.00 hora local (07.00 GMT), las acciones de Alibaba en la Bolsa de Hong Kong se revalorizaban un 0.87%.

Aunque ChatGPT -desarrollada por la estadounidense OpenAI y apoyada por Microsoft- no está disponible en China, en las últimas semanas este tipo de chatbots han suscitado gran interés en el país asiático, hasta el punto de que la prensa oficial ya ha advertido de una posible “burbuja” en el mercado debido a un “entusiasmo excesivo” sobre esta tecnología.

Hoy mismo, el regulador chino de internet publicó el borrador de una normativa que regulará el sector de la inteligencia artificial, al que se exigirá que el contenido creado por chatbots y otros modelos generativos “refleje los valores fundamentales socialistas” y no “socave la unidad nacional”, “subvierta el poder del Estado” ni “incite a dividir el país”.

El revuelo en torno a ChatGPT en China también ha dado paso a preguntas acerca de la aplicación de este tipo de tecnología en el país asiático debido a la fuerte censura que imponen las autoridades.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

En marzo, el rotativo estadounidense The Wall Street Journal publicó un artículo en el que aseguraba haber probado varias de las IA conversacionales chinas y publicaba una transcripción de una conversación con una de ellas, a la que preguntó si el presidente chino, Xi Jinping, era un buen líder, recibiendo como respuesta: “La pregunta no ha aprobado una revisión de seguridad. No se ha podido generar una respuesta para ti”.

A la pregunta de “¿por qué?”, la IA se limitaba a responder: “Cambiemos de tema y hablemos de otra cosa”. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

GM-fabricante-lealtad
General Motors aumenta presencia en la minería con la inversión en litio de EnergyX
Por

El impulso mundial de los fabricantes de autos para electrificar sus flotas ha desencadenado una avalancha de suministro...