El gobierno federal implementará una política de reconstrucción a las viviendas afectadas por los sismos del siete y 19 de septiembre de 2017 y otros desastres naturales.

La administración de Enrique Peña Nieto calculó que los sismo generaron daños totales o parciales en 170,000 viviendas, sin embargo, las nuevas autoridades al frente de Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) advierten que esta cifra podría alcanzar hasta 200,000 viviendas, sin contar las escuelas, centros de salud y culturales afectados por el fenómeno natural.

De acuerdo con Román Meyer Falcón, titular de la dependencia federal, explicó que, aunque ya existen diversas acciones para la recuperación de vivienda, se presentará en un lapso de dos meses un programa integral que además de apoyos económicos y monetarios a los dueños de viviendas afectadas incluya un acompañamiento técnico.

“La administración pasada nos dejó alrededor de 180 mil viviendas que se les dio un apoyo. Encontramos que hoy, para gran parte de estos apoyos no hubo seguimiento técnico, creemos que ahí está uno de los grandes problemas del proceso de reconstrucción. Se deban de forma general un tabulador que describía si era afectación media o baja y se daba un monto, pero no se entendía si el monto no era adecuado para esa vivienda; además, no había un seguimiento técnico”, detalló el funcionario durante un encuentro con medios de comunicación.

Por mala planeación, zonas enteras de vivienda podrían desaparecer: Sedatu

A través de un análisis y acompañamiento del programa de apoyo que el gobierno federal implementó, se detectó diversos casos en los que los recursos que se destinaron a la reconstrucción de vivienda a otros fines.

“Nos dimos cuenta que hubo personas que con recursos no usaron recursos para la reconstrucción lo usaron para otros temas y es válido, pero digamos que la esencia del programa de la reconstrucción de vivienda no se llevó a cabo y creemos que es un problema de seguimiento”, detalló.

En ese sentido, el programa que impulse la actual administración además de continuar con apoyos económicos, ofrecerá acompañamiento de un equipo técnico a los dueños de viviendas afectadas.

De acuerdo con información de la Sedatu la inversión total para el Programa de Reconstrucción Nacional, asciende a 20,450 millones de pesos de los cuales 13,600 millones provienen del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

La intervención se llevará a cabo en el Estado de México, Michoacán, Morelos, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Puebla, Tlaxcala e Hidalgo, las comunidades más afectadas por los sismos registrados en septiembre de 2017.

Estos recursos también se canalizarán para acciones enfocadas en la rehabilitación y reconstrucción de infraestructura educativa, de salud y patrimonio cultural.

Te puede interesar: Programa de Pueblos Mágicos continuará en gobierno de AMLO

 

Siguientes artículos

Morena suspende aprobación de reforma a la ley de Pemex
Por

Somos una Cámara que se ha caracterizado por ser plural a todas las voces y precisamente escuchando aportaciones de dist...