El gobierno federal debería de apostar por el rescate y fortalecimiento de los medios de comunicación públicos, de acuerdo con un experto en la materia, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este viernes sobre la devolución de tiempos fiscales a las empresas de radio y televisión para que sortean la crisis económica por el Covid-19.

De acuerdo con Ejecutivo Federal, las concesionarias podrán disponer del tiempo que antes era administrado por el Estado como forma de pago tributario en especie, con el cual podrán comercializar ahora. Esta medida sí ayudará las familias de algunos trabajadores, pero no beneficiará la mayoría del sector de los medios de comunicación, indicó Josué Lugo, consultor en comunicación.

A lo largo de su mandato López Obrador no ha dado indicios de tener interés en los medios de comunicación, sobre todo ante el caso de Instituto Mexicano de la Radio (IMER) en marzo de 2019, cuando conductores de la radiodifusora pública anunciaron recortes en su programación debido a la falta de presupuesto.

TAMBIÉN LEE: ¿Qué son los tiempos fiscales en radio y TV y por qué AMLO los quiere devolver? 

Ante la avalancha mediática que se generó por esto, el vocero oficial de la presidencia, Jesús Ramírez, anunció que no habría despidos ni cambios en la programación. En tanto, el presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano explicó que la Secretaría de Educación Pública (SEP) otorgaría 19.3 millones de pesos para resolver el problema de las contrataciones en el IMER.

Hay que aprovechar la coyuntura y tomar la oportunidad para pensar en el tema de los medios públicos a nivel de política pública, hay que replantear sobre sus contenidos y las personas que están detrás de ellos, detalló el maestro en comunicación política por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Al no haber mayores oportunidades para las personas que están en dichos medios, como personas jóvenes y recién egresados de las universidades, estos optan por irse a otros países o trabajar con transaccionales: una fuga de cerebros, subrayó

“México le da un punto muy fuerte a los medios comerciales a nivel legislación. Han habido muchas discusiones sobre el poder que tienen Televisa y TV Azteca, la cobertura del coronavirus que han hecho se ve superada por cobertura de medios internacionales”, apuntó.

Modelo de negocios mixto

Ante los cambios tecnológicos que hay en la manera de consumir y producir información, las empresas de los medios de comunicación deben optar por un modelo negocios mixto, donde trabajen de la mano el sector privado y el público, insistió Lugo.

“Un modelo que le de lo necesario a los dueños y empleados, que combine medios públicos fuertes con buenos contenidos, como la BBC en Inglaterra, la DW en Alemania, incluso como en Costa Rica”, sentenció.

TAMBIÉN LEE: Vender espacios de tiempos oficiales, reto mayúsculo para concesionarios de radio y TV

Las plataformas digitales como Amazon y Netflix han demostrado que se pueden realizar contenidos entretenidos y educativos a la vez, por ello los medios mexicanos deberían de estar trabajando en esa dirección, resaltó el experto de la UNAM.

A pesar de avance de la digitalización en México, el 60% de la población en México no ha roto esa brecha comunicacional, además que el 96% de las familias sigue teniendo un radio o una televisión; por lo tanto los medios tradicionales tienen que abrirse pero sin perder el esquema mixto.

 

Siguientes artículos

coVID-19 Coronavirus, covid-19, 2020, CDMX
Ssa registra otro récord de contagios de Covid-19; estima 48,708 casos activos
Por

Si bien la Ssa registró otro récord de casos confirmados de Covid-19, insistió en que la epidemia ya tiene una tendencia...