El único beneficiado ante la inminente desaparición de los tiempos oficiales gubernamentales en radio y televisión en México, será el consumidor y no necesariamente las televisoras o radiodifusoras, ya que se tendrán que enfrentar al reto de vender estos espacios.

Después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara esta mañana que firmará un acuerdo para ponerle fin a los tiempos oficiales del poder Ejecutivo, con el objetivo de darle a los medios la libertad de comercializar estos espacios, (en medio del difícil momento que atraviesa esta industria), algunos analistas señalan que será complicado que los medios puedan comercializar estos espacios lo que los llevará a tomar otras medidas, menos las de venta de espacios.

Lee también: AMLO pone fin a tiempos oficiales; concesionarios podrán comercializar esos espacios

“Por supuesto que a las audiencias les beneficia. Por ejemplo, este pastel mide 100%, el gobierno te retiene en tiempos oficiales un porcentaje y ahora se lo regresará, pero no es que se pueda vender más, el mercado ya no compra más tiempo aire, más publicidad. Si antes las cabezas comerciales tenían 90% u 85% del tiempo para uso comercial y repartían lo demás en comerciales, noticiarios o música, pero eso costará mucho venderlo, ya no hay mercado”, señala a Forbes México, Ernesto Piedras, director de la casa de análisis The Competitive Intelligence.

Como estrategia para radio y televisión, el analista detalla que para estos medios de comunicación no les va a ser nada fácil concretar este porcentaje, antes ocupado por el gobierno para ahora poderlo monetizar con otros productos, ya que precisamente los momentos económicos son críticos como para generar contenidos.

“Va a ser difícil hacer contenidos en este momento a nivel negocio, creativo, te eleva costos, Sí, te hace una audiencia más feliz pero más competida, porque todos van a generar más contenidos y no te aumentan ingresos”, señala.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Otra de las estrategias que percibe Piedras es que algunos medios echen mano de la repetición de programación, ya que al no tener capacidad económica para cubrir el gasto que trae la generación de nuevos contenidos, podrían ver en esto una salida para ocupar estos espacios.

“Van a venir posiblemente las repeticiones de programas porque no hay a quién venderle. Las televisoras podrían incurrir a las estrategias de repetición de series, programas, películas o también invertirle y generar más contenido, y apretar tus márgenes y yo creo que muchos no van a poder hacer esto”, dice.

El presidente de México señaló en su mañanera de este viernes 3 de abril que el gobierno no necesita propaganda, e hizo hincapié en el compromiso que realizó con concesionarios de radio y TV donde dijo, ofreció analizar la devolución de los tiempos oficiales a estaciones de radio canales de TV.

“El  gobierno no necesita propagada. Se va a reducir aún más el gasto de publicidad. Habrá un nuevo recorte en comunicación social de Presidencia, libera a los medios convencionales de ese espacio para que lo puedan comercializar ante la bajada en sus acciones”, informó López Obrador.

Sigue la información de la economía y los negocios en Forbes México

 

Siguientes artículos

gas
Industria de gas natural garantiza abasto en México
Por

La industria de gas natural dijo que mantendrá íntegro el salario de sus 4,000 empleos directos y 15,000 indirectos.