Por Felivia Mejía

Al inversionista de emprendimientos, Javier Saade, lo que más le llama la atención de un proyecto, para decidirse a apostar su dinero, es que la visión del emprendedor esté basada en una estrategia real y factible de rentabilidad:

“Encontramos muchos visionarios con buenas ideas, pero no tienen el plan correcto para ejecutarlas”, dice Saade, managing director de Fenway Summer Ventures. Javier indica que otro factor que toma en cuenta es que el proyecto de negocio tenga un impacto social.

Considera que, a la larga, el dinero de los inversionistas no llegará a las manos de los negocios que no sean medioambientalmente sostenibles o que no dejen un aporte social:

“Nadie va a querer invertir en una empresa que lance la basura al río para ahorrarse un dinero, porque eventualmente ese costo se le pasa a la compañía”, comparte a Forbes. Fenway Summer Ventures es una firma que invierte en compañías jóvenes y pequeñas de las áreas de finanzas y tecnología. En los cuatro años que lleva de operación ha empujado alrededor de 30 emprendimientos en Estados Unidos.

Dice Javier que la mayoría de estos ha crecido rápido y tienen un impacto social alto: “Si estás buscando plata de inversionistas tienes que casar la misión social con la misión empresarial”, considera el emprendedor, quien recientemente visitó Santo Domingo para explorar el ecosistema de emprendimiento dominicano.

Puedes leer: Panamá rehabilitará la zona franca de Colón para atraer inversiones

Antes de fundar Fenway Summer Ventures, Javier, puertorriqueño, manejó en el gobierno de Barack Obama un fondo de financiamiento de mipymes, con miras a incentivar el crecimiento económico luego de la crisis de 2008.

Ese departamento invirtió US$120,000 millones en 300,000 mipymes. También participante como ponente en el octavo encuentro de la comunidad Startup Grind, recomienda a los emprendedores rodearse de personas de confianza que les asesoren y comenten la realidad de su proyecto: “El problema está en no saber lo que no sabes”.

El director considera que los gobiernos juegan un rol determinante en el desarrollo del emprendimiento de un país, porque están en la capacidad de asumir riesgos que muchos inversionistas no están dispuestos a afrontar: “Para un inversionista, a veces si la idea no presenta un camino rentable a lo inmediato, por razones fiduciarias no te dará la plata, pero el gobierno no tiene esos conflictos”, juzga.

Hay emprendedores que necesitan plazos fiduciarios y financieros muy largos que un inversionista no otorga, pero que el gobierno, por su rol social, puede aportar.

Javier Saade, quien inició un recorrido por América Latina para conocer los ecosistemas de emprendimientos, considera que la región posee un gran potencial en este tipo de negocios.

 

 

Siguientes artículos

Celebran en Nicaragua el Día del Empresario
Por

En el marco del Día del Empresario, más de 1,000 empresarios se reunieron para festejar los 45 años del Cosep.