Jorge Pérez es un hombre bien conectado en el mundo inmobiliario, y el tejido de sus relaciones recorre desde Argentina hasta Estados Unidos, pasando por Uruguay, Colombia y México.

Incluso su ruptura con Donald Trump, por discrepar de su proyecto de construir un muro en la frontera con México, antes que afectar su fama, la aumentó, y reforzó su red de relaciones, sobre todo en América Latina y, en especial, en México.

Pero, lo mejor de todo, para fines de sus negocios, es que esas conexiones le ayudan a internacionalizar The Related Group, compañía que desarrolla proyectos dentro y fuera de Estados Unidos y tiene su epicentro en Miami.

Un negocio como el que este empresario planea desplegar en México: orquestar el desarrollo de departamentos y casas “de superfluo” en exclusivas zonas de playa y ciudad, requiere de contar con socios desarrolladores, operadores de hoteles, firmas de arquitectura y financiadores; así, la inversión y el riesgo se reparten.

PUBLICIDAD

El enfriamiento del mercado de condominios de Miami también está detrás del desembarco de Related en México, así como los precios de los terrenos aquí, hasta 10 veces más bajos que en Miami.

“Nuestra intención, de aquí a cinco años, es que tengamos la compañía más importante de desarrollo de México”, dice Jorge Pérez, sin miramientos. “Nuestra intención no es hacer un proyecto, ni dos, ni tres, ni cuatro, ni cinco: queremos invertir todo lo que podamos y hacer productos súper icónicos.”

Referente en el poderoso y extrovertido sector inmobiliario de Estados Unidos, Pérez está al tanto del gran momento turístico que vive México, de la demanda de espacios de lujo que hay en el país, tanto por parte de extranjeros que llegaron con el auge de la manufactura, como de nacionales en pleno ascenso social y, desde luego, sabe también que aún hay litoral donde construir.

Las condiciones para un plan como el suyo parecen las propicias. El dólar tiene un alto valor en México y hay capital privado y fondeo bancario al alcance de los desarrolladores; la única condición es que justifiquen que hay mercado para su proyecto… y lo hay, porque el turismo está en apogeo, dice Juan Ignacio Rodríguez, experto de MAC Arquitectos.

“Hoy venden [los desarrolladores] más que nunca y a precios más altos que nunca, y con más variedad”, añade Rodríguez.

“[Jorge Pérez] tiene un gran conocimiento de la industria en sus diferentes segmentos y en distintos países; conoce los precios a escala mundial y cómo se mueven los desarrollos inmobiliarios”, dice Antonio Elozúa, fundador de la desarrolladora U-Calli y uno de los socios de Jorge Pérez en México.

 

Maquinaria sobre el terreno

Salvo por una torre de condominios en Vallarta, entregada en 2010, Related aún no construye gran cosa en México, pero Jorge Pérez dice que la maquinaria se pondrá en marcha en los inicios de este año.

Esa certeza deriva de que ya está vendida en más de 95% la primera de cinco torres de departamentos proyectadas para construirse en las afueras de Cancún, en una zona conocida como Nuevo Cancún, por lo que, en estas semanas, se inicia la edificación y enseguida la preventa de la segunda torre. La inversión proyectada en Nuevo Cancún es de 1,000 millones de dólares (mdd).

Donde ya comenzó el movimiento es en Punta Garrobo, Zihuatanejo. Un terreno de 82 hectáreas está preparado y dividido en alrededor de 60 lotes para que los compradores construyan ahí sus casas y cabañas de descanso, rodeadas de vegetación y separadas del mar por un acantilado. Related pondrá ahí un hotel boutique de 40 cuartos operado por SBE, y un club de playa, restaurantes y canchas de tenis.

Te puede interesar: Jorge Perez: el rey latino de los condominios

En Punta Garrobo, Zihuatanejo, Related invierte 100 mdd en un desarrollo con más 80 lotes para residencias de descanso rodeadas de naturaleza. Foto: puntagarrobomexico.com.

El plan de Jorge Pérez en México es detonar proyectos que suman unos 2,000 mdd en inversiones. Él pondrá unos 200 millones y el resto procedería de constructoras e inmobiliarias que se asocien con Related en cada proyecto, y de préstamos bancarios. La compañía trabaja en México con Santander y Banorte.

En las cinco torres de Nuevo Cancún, la inversión estimada será de 1,000 mdd, y en Punta Garrobo, Zihuatanejo, un proyecto a 10 años, de 100 mdd, según Related.

Jorge Pérez también planea construir una torre de 200 mdd en las Lomas de Chapultepec, con departamentos de superlujo de 300 metros, estilo clásico y un precio estimado de 8,000 dólares el m², “lo más caro que hay en la Ciudad de México”, según Jorge Pérez. Busca que el diseñador sea el arquitecto Víctor Legorreta.

También proyecta construir, en Santa Fe (Ciudad de México), dos torres: una será hotel y la otra un condominio con departamentos de unos 4,000 dólares el m², que podrían ser diseñados por el interiorista David Rockwell, con quien ha trabajado en proyectos de Nueva York. La inversión aquí sería de 300 mdd.

Su tercer proyecto en la capital del país también estará en Santa Fe: serán dos torres de condominios, también con hotel, y una inversión de 400 mdd, sobre el cual Jorge Pérez sólo adelanta que tendrá un estilo juvenil, que el m² costará entre 5,000 y 6,000 dólares y que será operado por una marca moderna, de la que no proporcionó el nombre.

En los planes también entra Monterrey. La intención ahí es hacer, igualmente, un proyecto de alto lujo, icónico y en el mejor sitio de la ciudad, comenta Jorge Pérez, pero hasta ahora las negociaciones de Related para hacerse de un buen espacio no están cerradas.

La obtención de terreno en una ciudad grande no es cosa fácil, y ya produjo un tropiezo en los planes de Related. Contemplaba construir un edificio de oficinas en Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México, pero la negociación del espacio no llegó a buen término y el proyecto naufragó.

Otro punto de atención es Los Cabos. Pero Jorge Pérez dice que, por el tamaño de proyectos que desarrolla Related, el mercado ahí aún es pequeño, aunque añade que podrían interesarse en un proyecto boutique.

Un lugar sobre el que el empresario no tiene dudas es San Miguel de Allende, Guanajuato, donde la residencia de estadounidenses, sobre todo retirados, es significativa.

“Si se nos da un proyecto bonito, pequeño y de gran arquitectura, nos meteríamos a San Miguel de Allende”, señala.

Los condominios que Jorge Pérez se propone desarrollar están dirigidos a mexicanos de clase alta, sobre todo de la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, que quieren tener una segunda casa en los mejores y más exclusivos destinos de playa del país. El mercado mexicano está en pleno vuelo, pues su despegue ya pasó y, mientras haya litoral, no habrá saturación, dice Rodríguez.

Jorge Pérez figura en el lugar 264 de la lista de “400 Millonarios de Forbes”, con una fortuna de 3,000 millones de dólares. Foto: Angélica Escobar.

La operación en México está destinada a ser la más grande de Related fuera de Estados Unidos, asegura Jorge Pérez, por lo cual montarán una oficina en la Ciudad de México para llevar la administración de las propiedades y hacer la comercialización.

¿Trump? Sólo una marca

Jorge Pérez es conocido como el rey de los condominios de Miami, pero sus proyectos se extienden a varios estados. Related opera con dos divisiones, una de las cuales tiene su sede en Nueva York y es operada por su socio, Stephen Ross, dueño de 25% de las acciones de The Related Group. Jorge Pérez es socio en esa división, la cual tiene propiedades en ciudades como Nueva York, Boston y Chicago.

En tanto, Ross es minoritario en la división que opera Jorge Pérez desde Miami y hace negocios en Atlanta, las Carolinas, Georgia, Tampa, Orlando, Phoenix y Texas. “Nos dividimos el país”, dice Jorge Pérez.

En total, Related tiene alrededor de 70 proyectos en Estados Unidos y otros adicionales en construcción con un valor cercano a 3,000 mdd, según el empresario.

El reparto con su socio se extiende a otros países. Ross incursionó en Inglaterra y Jorge Pérez en Latinoamérica e India (país en el que sólo espera un comprador para salir).

“Cuando vamos al extranjero, muchas veces lo hacemos juntos; somos los mejores amigos, casi hermanos, entonces yo le digo: ‘Me voy a México. ¿Quieres una parte de la compañía?’” En Brasil, van en sociedad 50-50 y, en China, habían hecho lo mismo en un inicio, pero Jorge Pérez decidió salir de ese país y después también lo hizo Ross.

En el mundo, Related ha desarrollado propiedades con valor de 30,000 mdd, desde California hasta Dubai y Shanghai, dice Forbes.

Esta trayectoria le da autoridad para hablar de Trump y la manera como es percibido entre los empresarios inmobiliarios de Estados Unidos. “Te voy a decir una historia”, cuenta Jorge Pérez. “Hay una sociedad donde invitan a los 30, 40 hombres de real estate más grandes del país; lo hacemos todos los años, de todas las ciudades: Miami, Chicago, [urbes en] California… pero nunca se ha invitado a Trump, [porque] en el mercado de real estate no se le considera uno de los fuertes, no tiene proyectos en los que él haya construido. Ha hecho canchas de golf, le gustan mucho, pero no es un developer grande: es un hombre que ha usado su nombre y ayuda a otros developers a vender sus productos […] nosotros construimos muchísimo más que Trump, pero muchísimo más; pero la verdad es que él sabe venderse”.

Y da como ejemplo la Trump Tower en Punta del Este, Uruguay. “Trump manda a su hijo dos veces al año [a visitar la propiedad] y así es como se involucra en el proyecto. Le pagan una regalía por usar el nombre Trump, y con esas regalías gana mucho dinero, pero no es un developer, es una marca”, recalca Jorge Pérez.

Los socios mexicanos

De padres cubanos, Jorge Pérez nació en Buenos Aires, Argentina; creció en Bogotá, Colombia, y se graduó en Planificación Urbana en la Universidad de Michigan.

Entró a trabajar a la oficina de Planificación Urbana y Desarrollo Económico de la ciudad de Miami, Florida, y abrió su propio negocio de construcción de vivienda, en 1979.

Te puede interesar: Invertir en inmuebles como los grandes

The Related Group, la compañía de Jorge Pérez llega a México con un portafolio de proyectos ante el enfriamiento del mercado inmobiliario de Miami. Proyecto en Santa Fe, CDMX. Foto: Related Group.

Su primer contacto con México había ocurrido tres años antes, durante su luna de miel. La inició en el hotel Las Brisas, en Acapulco, y la continuó en Las Hadas, Manzanillo, que había adquirido fama internacional por haber sido la locación principal de la película 10, la mujer perfecta. “Me encantaba México por la belleza; la gente era muy servicial; las playas… y porque siempre me han gustado la cultura y comida mexicanas”, dice Jorge Pérez.

La inquietud empresarial quedó sembrada; así que, más de dos décadas más tarde volvió a México, pero esta vez, en lugar de maleta de recién casado, traía consigo el portafolio.

Después de visitar varios sitios, compró terrenos en Acapulco, Puerto Vallarta e Ixtapa-Zihuatanejo. Empezó a construir en Puerto Vallarta y, cuando parecía que las cosas marcharían bien, estalló la burbuja financiera de 2008 y se vio forzado a replantearse sus proyectos en el país: vendió el terreno de Acapulco, conservó el de Zihuatanejo y continuó los trabajos en el condominio Icon Vallarta en este puerto, el cual entregó en 2010.

Hay otro cambio en este regreso de Jorge Pérez a México: en lugar de socios estadounidenses, que, a decir del empresario, a la primera de cambios salen del país, esta vez optó por socios mexicanos.

El principal es Carlos Ancira, fundador de Chartwell, un grupo hotelero mexicano dueño de Hoteles Krystal en cuatro ciudades del país, y de Quinta Real, y que se ha asociado con inversionistas foráneos para traer o representar sellos internacionales al país, como Hilton, Four Seasons y NH Hotels, además de asociarse con Kimco Realty Corporation para desarrollar centros comerciales.

En la operación de Related en México, Ancira y Jorge Pérez tienen una sociedad 50-50.

En el proyecto de las cinco torres en Cancún, Jorge Pérez tiene 50% y sus socios Inmobilia, U-Calli y un socio más de Cancún, el otro 50%. “Ellos se encargan de la construcción y nosotros del diseño, branding, mercadeo y de traer los sistemas internacionales”, comenta Jorge Pérez, quien agrega que, usualmente, establece sociedades a partes iguales en cada proyecto.

U-Calli es de Monterrey, y en su lista de desarrollos está el Querétaro Business Park, Torre Ocho Valmex, Torre Once y Torre XII, en San Pedro Garza García; Torre Dos y Torre Uno, también en ese municipio; y Corporativo Valvex. Con Related, participará en la segunda torre de Cancún, que llevará el nombre de Harbour Beach. “Lo que más me gustó [de Jorge Pérez] es que, después de visitar el sitio, dijo: ‘Me encanta’; y, con un apretón de manos, cerramos la operación”, cuenta Elozúa para ilustrar la agudeza del empresario de Miami para detectar oportunidades, y su estilo práctico y directo de negociar.

La otra empresa en el proyecto de Nuevo Cancún es Inmobilia, que tiene en su haber los desarrollos Caye Chapel (en Belice), Yucatán Country Club, El Jaguar, Vía Montejo, y Country Towers, todo esto en Mérida, y Ária Puerto Cancún. Inmobilia y U-Calli ya estaban asociadas; desarrollaron juntas proyectos de lujo en Mérida y Cancún.

Elozúa y Roberto Kelleher, presidente de Inmobilia, habían comprado a Sabadel una reserva de terreno en Nuevo Cancún y el primer paso consistió en buscar un socio extranjero que les ayudara a apalancar el proyecto residencial y a comercializarlo internacionalmente. A través de Ancira, fundador de Chartwell, llegaron hasta Jorge Pérez, quien, muy rápidamente detectó que en México no había residencias de verdadero lujo frente al mar y con servicios de hotelería.

“En un sentido estratégico, era muy importante contar [para el proyecto de Nuevo Cancún] con el mejor socio, con la mayor experiencia y conocimiento de los mercados, y creo que tenemos mucha suerte de que Jorge Pérez haya aceptado entrar”, comenta Elozúa, quien define a su nuevo socio como alguien trabajador, involucrado en los proyectos, justo y exigente.

Te puede interesar: Carlos Slim compra participación en inmobiliaria Realia

The Related Group aprovecha la disponibilidad de litorales, el alto valor del dólar en México y la demanda de residencias de lujo para convertir a nuestro país en el mayor mercado fuera de EU. Harbour Beach Cancún, México. Foto: Related International.

La sociedad U-Calli, Inmobilia y Related explora el terreno en busca de más reservas en Puerto Vallarta, Ixtapa-Zihuatanejo y Riviera Maya: en el corredor Tulum-Playa del Carmen-Cancún, a fin de desarrollar casas de descanso de alta gama, comenta Elozúa. “Fue un noviazgo muy rápido [con Jorge Pérez], pero ha sido un matrimonio muy provechoso y productivo; formamos un equipo muy fuerte y un consejo de administración [para el proyecto de Nuevo Cancún] con la participación de Carlos Ancira”, agrega.

En los proyectos de la Ciudad de México, los socios serán otros. En uno de los desarrollos de Santa Fe, será la familia Elman, encabezada por Moisés Elman, de Grupo E Desarrollos, y socios de Grupo Cumbres, un desarrollo residencial en Cancún. Según informes de prensa, los Elman también son socios del edificio Samara de Santa Fe, de la segunda fase de Arcos Bosques, de Paseo Interlomas y del proyecto Cine Latino en Paseo de la Reforma, de la Ciudad de México.

En el segundo proyecto en Santa Fe, Related irá con Grupo Caabsa, de la familia Amodio, dedicada, por muchos años, a la construcción de infraestructura y también desarrolladores del Centro Comercial Santa Fe, Río Country Club, Expo Santa Fe y Torre Altus.

Algunos socios llegan con Jorge Pérez desde Estados Unidos. Es el caso de SBE Entertainment Group, una operadora de hoteles con base en Los Ángeles, California, y propietaria de SLS, la compañía que se hará cargo de operar el hotel de Nuevo Cancún y el condominio de Zihuatanejo.

En Estados Unidos, Related también trabaja con Shoma Group y PGIM Real Estate Investors, con quienes desarrolló Manor CityPlace Apartments, una propiedad ubicada en Doral, Florida y que vendió en el pasado mes de noviembre.

Una ventaja para Related y sus socios estando en México son los menores costos, pues pueden ofrecer precios muy por debajo de los de otras ciudades.

El proyecto más caro en Cancún cuesta 4,000 dólares el m², mientras que, en Río de Janeiro, cuesta 15,000 dólares y, en Miami, de 25,000 a 30,000. “El mercado de playa es increíblemente barato para un comprador internacional y también para el mexicano, que dice: ‘¿Por qué irme a Miami o Panamá, y pagar el doble, si aquí tengo toda la playa y todos los servicios, todas las comodidades… y hablan mi idioma?’”, señala Jorge Pérez.

Por todos estos motivos, México está en el límite alto, en cuanto a afluencia de turistas y, gracias a la apreciación del dólar, los extranjeros tienen la opción de rentar una propiedad, en lugar de pagar una habitación de hotel, señala Rodríguez, de MAC Arquitectos.

Antes, los que llegaban a vacacionar a México eran, sobre todo, gringos y canadienses, agrega Rodríguez, a los que luego se sumaron españoles y [otros] europeos, y ahora también arriban rusos y europeos del este.

La contracara es la inseguridad. Las alertas que emite el Departamento de Estado de Estados Unidos para que sus ciudadanos sean cautelosos o eviten viajar a México son otro riesgo para los proyectos residenciales, señala Rodríguez.

“Al estadounidense y al extranjero, si tú les dices: ‘México’, les da miedo que los vayan a matar o asaltar”, acepta Jorge Pérez. “Es una de las cosas en las que México tiene que trabajar para crear más seguridad”. Un tema en el que no hay contactos que valgan.

 

Cifras en el portafolios

2,000 mdd, la inversión prevista por Related en cinco años.

1,000 mdd, la inversión prevista en cinco torres de Related y sus socios en nuevo Cancún.

900 mdd, la inversión que prevé hacer Related en dos proyectos en Santa Fe y uno en las Lomas de Chapultepec.

200 mdd, la inversión personal que Jorge Pérez planea realizar en México.

 

Siguientes artículos

Este emprendedor hace 120 mdd al año sembrando árboles
Por

Para detonar su imperio, el plan de Jonathan Saperstein fue claro desde el inicio. Primero, llevar el negocio familiar a...