Hacia finales del siglo 19, una de las primeras apariciones de lo que hoy conocemos como plástico llegó como una alternativa adecuada para sustituir el marfil que se usaba entonces para las bolas de billar. De aquella idea, que sirvió para salvar miles de elefantes y proteger la naturaleza amenazada, han pasado muchos años y el contexto ha cambiado.

La postura de Braskem Idesa es regresar el plástico a su origen como un agente positivo de cambio. El fabricante de petroquímica mexicano con raíces en Brasil ha basado su trabajo de desarrollo e investigación en la llamada Economía Circular.

“Si no es bueno para el mundo, pierde su propósito”, asegura Alfredo Prince, director comercial de Braskem Idesa, al hablar sobre una nueva resina de polietileno de alta densidad (PEAD), cuya innovación es el contenido de material reciclado post-consumo (PCR), con la que amplían su portafolio sustentable I’m Green.

Dicha resina está fabricada al menos con un 30% de material reciclado, y ofrece la misma procesabilidad de los grados vírgenes, con lo que se pretende mejorar el panorama de la industria de plásticos y resinas en relación con su impacto ambiental.

El uso de PEAD está pensado principalmente para aplicaciones rígidas, por lo que es común en utensilios de cocina hasta tuberías y diferentes usos dentro de la agricultura.

La firma de plásticos espera que no sólo llegue al mercado mexicano, sino que rápidamente se sume a la oferta de productos de exportación.

“En Braskem Idesa estamos ampliando las posibilidades al tiempo que aprovechamos al máximo los recursos y mejoramos el resultado en cuanto al impacto al medio ambiente y la sociedad”, dijo Prince. “Estamos seguros que este nuevo producto será muy bien recibido por nuestros clientes”.

Tan sólo en México, estudios de la UNAM calculan que en el país se producen 300 millones de toneladas de plástico al año, sin mencionar que sólo 3% se reciclan. De ahí la importancia de sumar opciones y procesos que se puedan adaptar a la Economía Circular.

“Estamos convencidos que nuestro proceso de producción de esta resina con contenido de PCR será corresponsable social y ambientalmente, trabajando en conjunto con nuestros clientes y toda la cadena de plástico”, precisa la firma a través de un comunicado.

Te puede interesar: Braskem Idesa se une al programa global “Cero pérdida de pellets”

 

Siguientes artículos

inversión
Industria eólica advierte retrasos en inversión por cambios regulatorios
Por

La AMDEE también advirtió que el sistema eléctrico enfrenta cuellos de botella "muy serios" en materia de transmisión....