Este texto fue publicado originalmente el 27 de agosto de 2018

Lo que sabemos hasta el día de hoy sobre el sargazo que ha llegado a México es que es un alga que ha arribado a las costas de Quintana Roo y que los gobiernos federal y local han gastado 80 millones de pesos (mdp) para enfrentar el problema. Sin embargo, quizás no nos hemos preguntado ¿por qué ha llegado en grandes cantidades?  O ¿si su presencia de tres meses (julio-septiembre) podría aumentar?

Pues bien, los profesores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Daniel León y José Guadalupe Palacios explican que las grandes cantidades de sargazo que ha llegado a México puede explicarse por el calentamiento global.

“Todo parece indicar que el calentamiento global del océano está provocando corrientes que han hecho que los crecimientos del sargazo sean enviados hacia el sur y el Caribe, por lo que este fenómeno se ha visto en las costas de México, Brasil, Costa Rica, y África, por mencionar algunas ubicaciones”, explica el doctor en Ciencias por la UNAM, Daniel León.

PUBLICIDAD

Este fenómeno que se presenta en las costas del Caribe mexicano es temporal, debido a que dura entre 3 y 4 meses, sin embargo, el profesor José Guadalupe Palacios considera que debido al calentamiento global éste podría durar más meses al tiempo que comenta que la llegada de sargazo a México no es un tema nuevo ya que desde 2011 se tiene registro, lo que ha pasado es que llega en cantidades cada vez más grandes.

“El calentamiento de los mares puede ser más continuo este fenómeno. Además, las corrientes marinas están relacionadas con la circulación de la tierra. Este sobrecaliento de la tierra hace que las corrientes no sigan su curso”, explica Palacios.

Cabe mencionar que el sargazo que ha llegado a las playas del Caribe mexicano es de dos tipos que son Nathan Sargassum y Polycarpum difíciles de diferenciar debido a que ambas tienen necesidades y comportamientos diferentes. Además, el mar de los sargazos se ubica entre Bahamas y Florida, Estados Unidos, esto explica la facilidad que tiene para llegar al Caribe mexicano.

Sargazo, un elemento que va más allá de los fertilizantes  

Mucho se ha escuchado sobre el uso del sargazo como fertilizante o alimento para animales. En 2017, la Universidad Autónoma de Baja California comenzó un proyecto que consiste en someter al alga a un secado para, una vez deshidratada, separar los metales de los nutrientes, utilizando estos últimos para elaborar el fertilizante.

No obstante, el profesor Daniel León señala que el sargazo tiene más usos, uno de ellos puede hacer que las personas que sufren quemaduras graves pueden llevar una mejor recuperación dado que el sargazo tiene componentes llamados alginatos, que son “gomas”, las cuales pueden servir para la fabricación de vendas.

“Estas ‘gomas’ pueden tener un uso de venda para las personas que sufrieron graves quemaduras y con una solución salina se quitan las vendas”, explica León. Los alginatos se utilizan en la industria textil, cosmética y de alimentos, agrega.

Otra forma de utilizar el sargazo es para hacer compostaje, sin embargo, se requiere hacer una experimentación más profunda para tener las condiciones adecuadas y de esta forma poder utilizar de forma correcta al alga.

A pesar de los buenos usos que puede tener, el profesor José Guadalupe Palacios señala que uno de los problemas que genera el sargazo es la muerte de fauna, puntualmente los peces.

“Los peces también se ven afectados por el sargazo, puesto que cuando se acumula demasiada cantidad, el proceso de descomposición acapara el oxígeno del agua, haciendo más dura la vida de las especies marinas”, explica Palacios.

Ambos especialistas consideran que no se puede combatir este problema si no hay un plan integral, debido a que se necesita mayor investigación para estudiar el comportamiento de esta alga para tener más claro que usos pueden generarse.

Un problema de antaño 

En 2014, varias playas a lo largo de la costa caribeña de México recibieron grandes cantidades de sargazo, además las algas llegaron en grandes masas. Lo que representó un problema para los lugareños, ya que no había lugares para arrojarla, explica la Unidad Acádemica de Puerto Morelos.

En aquella ocasión los ciudadanos, hoteleros y restauranteros tuvieron que trabajar en el problema con sus propios medios.

Después de unos meses no hubo más lugares disponibles para enterrarlo y las algas fueron arrojadas a la jungla, al manglar, vertederos de basura, lados de las carreteras, etc.

Al principio, sargazo fue eliminado manualmente de las playas, cuando los volúmenes aumentaron las máquinas se emplearon, lo que tuvo un impacto ecológico debido a que hubo compactación de la arena, destrucción de los hogares de las tortugas y erosión de las playas.

Puedes leer: El culpable del sargazo en el Caribe mexicano quizá seas tú

 

Siguientes artículos

UNAM abrirá carrera para que combatas al calentamiento global
Por

La máxima casa de Estudios del país aprobó la creación de las licenciaturas en Nutriología, Ingeniería Ambiental y Geogr...