Petróleos Mexicanos reportó que durante el mes de julio de este año registró 1,152 puntos de extracción ilegal de combustibles, contra 731 tomas clandestinas en el mismo periodo de 2017, para un aumento de 57% anual.

Los puntos de ordeña ilícita de gasolina y diésel suman 8,742 puntos entre enero y julio, un repunte de 50%. Comparado con el mes anterior, la compañía petrolera tuvo 8.6% más de tomas.

Guanajuato fue el estado con mayor incidencia del problema con 151 ordeñas en julio, 1,016 en lo que va del año. Le sigue Hidalgo con 146 tomas, 1,055 en el acumulado. El tercer puesto fue para Jalisco con 144 puntos de extracción ilegal de gasolina y diésel.

Este problema costó 30,000 millones de pesos (mdp) a Pemex en 2017, detalló Treviño el pasado 10 de abril durante una conferencia de prensa en Los Pinos. Esta cifra significó un incremento anual de 50%.

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

Autopartistas mexicanas caminan hacia la transformación
Por

Sin grandes aspavientos, las empresas fabricantes de autopartes en el país ya trabajan en componentes para la nueva gene...