Por Carolina Menjivar

Una Centroamérica sin fronteras y con la mirada fija en mercados inexplorados, es posible para empresarios visionarios y sobre todo determinados a “hacer” que las cosas pasen y que el sueño del Prócer de la independencia Francisco Morazán por fin se haga realidad.

El Istmo es el hogar de 47 millones de habitantes que se dividen en siete naciones: Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Belice.

Una región pujante que al cierre de 2017 mantendrá la más alta tasa de crecimiento de América Latina y el Caribe, algo que según la CEPAL es aplaudible en momentos en los que el viento no sopla a favor llevándose a otros puertos a los inversionistas extranjeros.

PUBLICIDAD

Por  segundo año consecutivo, el dinamismo de la subregión se logra a través de la demanda interna (inversión y consumo), en contraste con las exportaciones netas que tuvieron un aporte negativo.

En esta región con nichos de inversión aún desconocidos hay nuevas generaciones de empresarios dispuestos a seguir apostándole a sus territorios, cuatro de ellos fueron panelistas en el foro “El Rugido del Jaguar” con motivo del tercer aniversario de Jaguares de Centroamérica celebrado en El Salvador.

Retos, oportunidades e innovación fueron las palabras claves en este encuentro en el que participaron hombres y mujeres que hace mucho o poco tiempo tuvieron una idea, la desarrollaron y consolidaron hasta formar parte del engranaje productivo que mueve a los siete países de la región.

Una de las ponentes fue Yara Argueta, Directora de Grupo Solid, empresa líder y con calidad mundial que fabrica y comercializa pinturas desde hace 50 años, siendo hoy en día, la fábrica de pinturas más grande en Centroamérica ubicada en el corazón de Guatemala.

Puedes leer: Exportaciones centroamericanas generan 7,811 mdd

Para Yara Argueta la educación, tecnificación y sobre todo la búsqueda de socios estratégicos es la ruta a seguir: “Nosotros debemos hacer grandes cambios para volvernos un polo competitivo, un polo de desarrollo. Una masa atractiva para el mundo pero primero debemos preparar a nuestra gente, la fuerza laboral y luego mejorar la infraestructura, de nada sirve tirar los muros que nos dividen sí vamos a avanzar a la velocidad del caballo”, expresó la Directora de Grupo Solid.

En este juego de auténticos Jaguares la competencia es natural siempre y cuando las reglas estén claras, “regulación pero no acoso” así lo considera Carmen Aída Muñoz, directora Ejecutiva de La Cámara Americana de Comercio de El Salvador, AmCham, una institución independiente, sin fines de lucro que representa y desarrolla los intereses de negocios de los Estados Unidos en El Salvador, al mismo tiempo que sirve a la comunidad empresarial promoviendo el comercio e inversiones entre ambas naciones.

Carmen Aída Muñoz  también señaló: “En la región se padece de un mal endémico, impuestos mal diseñados, burocracia que atrasa los proyectos y ahuyenta a potenciales inversionistas”. Factores que según la Directora Ejecutiva de Amcham se traducen en altos costos y por ende baja el ritmo de la libre competencia.

Para ser competitivos se requiere dar una vuelta más, un paso a delante, incorporar a los productos y servicios un valor agregado que supla una necesidad en el mercado. La innovación no es solo crear algo nuevo o cambiar la forma en que se produce es también entrar en la tónica de la revolución 4.0.

Grupo Alucom es dirigida por Henry Paz, un empresario visionario que ha llevado sus productos a países tan lejanos como Nigeria.

Puedes leer: Huawei apuesta por talento panameño

“Cómo lo hace tan bueno, tan barato, tan rápido?” son las preguntas que Henry Paz, gerente de Negocios Internacionales de Grupo Alucom, considera que deben generar los empresarios en el imaginario de sus competidores, además señaló que el ADN de un Jaguar propositivo y exitoso se va desarrollando con el tiempo no es algo nato.

Pero el éxito enfocado en las utilidades no debe ser el fin para los Jaguares en Centroamérica, al menos así lo cree Edgard Antonio Grande, un empresario de la nueva era al frente de una compañía centenaria, Industrias La Constancia donde se fábrica la Pilsener, cerveza que se ha convertido en un emblema para los salvadoreños.

Edgard al igual que sus pares le apuesta a la innovación por ello preparan nuevos sabores que por ahora son su secreto mejor guardado pero también tiene la mirada fija en el legado que le respalda y está empeñado en que los salvadoreño no solo se identifiquen con la marca sino también con la Compañía de la cual es Director de País.

“Quien va a extrañar a Industrias la Constancia? esa es la pregunta que nos hacemos día con día en la compañía, por ello centramos nuestro esfuerzo en tres grandes mundos: un mundo creciente, un mundo saludable y un mundo limpio” Edgar Antonio Grande.

En Centroamérica el hombre de negocios que se ha convertido en un ejemplo para esta nueva generación de empresarios, es sin duda, Roberto Murray Meza, Presidente del Consejo de Accionistas de Grupo AGRISAL.

“Yo me siento el guardián del legado que me heredó mi abuelo, mi padre. Un árbol sin raíces tiene un destino incierto por mucho que las ramas lleguen al cielo” así englobo Roberto Murray Meza su liderazgo al frente del grupo que ha logrado expandirse con éxito en la región.

Roberto Murray Meza es un hombre de peso en el mundo empresarial por ello Forbes Centroamérica en su tercer aniversario reconoció su trayectoria con el galardón a la “Excelencia Empresarial”.

En su discurso, Murray Meza reveló que los pilares que propone el Foro Económico Mundial han guiado sus pasos y lo han llevado a ver nichos de oportunidad en la cuarta revolución industrial: inteligencia artificial, teléfonos inteligentes, en fin con el conocimiento como eje.

En la región se vienen vientos a favor sobre todo en el Triangulo Norte: Honduras, El Salvador y Guatemala, la cuna de los panelistas del Foro “El rugido del Jaguar” una alianza para la prosperidad con Estados Unidos marcará la ruta a seguir en Centroamérica.

 

Siguientes artículos

Costa Rica, el país con más progreso social en el istmo
Por

Costa Rica se ubica en el octavo lugar de 128 países en Salud y Bienestar; pero sigue con calificación baja en Acceso a...