Infobae. Ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo fue una de las mujeres más poderosas –y ricas– de México, hasta 2013.

Ese año el gobierno de Enrique Peña Nieto acusó a “La Maestra” –como la llaman– de desviar de los fondos sindicales de los maestros al menos 2,000 millones de pesos. Y la metió a la cárcel, pese a su cercanía en el pasado, ya que compartieron partido como militantes del PRI.

4 de cada 10 culpan a AMLO por libertad de Elba Esther: encuesta

PUBLICIDAD

En agosto de 2018, luego de 5 años de prisión, Gordillo alcanzó su libertad limpia, pues la entonces Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía General de la República) no pudo comprobar uno solo de los delitos que le imputaba, entre ellos, lavado de dinero y delincuencia organizada.

Es decir, (la autoridad) no pudo comprobar el origen de la inexplicable riqueza que amasó la líder sindical durante sus años de poder político, y que incluía propiedades que hoy ha puesto a la venta, presumiblemente para fundar un partido político.

Otro, en realidad, porque antes, cuando renunció al PRI, fundó el Partido Nueva Alianza, cuya dirigencia compartía con familiares y amigos.

Las mansiones de Gordillo en San Diego están ubicadas en una de las zonas de más plusvalía.

La semana pasada, en el portal de bienes raíces redfin.com, de Estados Unidos, aparecieron las ofertas de dos de aquellas propiedades adquiridas por Gordillo –en este caso a través de sus familiares.

De acuerdo con el Registro Público de la Propiedad en San Diego, Gordillo compró las residencias a través de una hija y su nieto, y las pagó en efectivo.

Las dos mansiones se encuentran en San Diego, California, en el exclusivo fraccionamiento Green Turtle Village de la zona de Coronado, y están valuadas en casi 9 millones de dólares.

Por las dos propiedades Gordillo recibiría casi 9 millones de dólares. 

Las dos propiedades están ubicadas en un tranquilo callejón sin salida de Coronado Cays. Una, ubicada en el 23 Green Turtle Road, está a la venta en más 5 millones de dólares. La otra, todavía en construcción, se vende en 3.9 millones de dólares.

Las dos casas tienen vista a la bahía y finos acabados.

La primera mansión tiene siete habitaciones y ocho y medio baños. La recámara principal tiene sauna, y el lugar cuenta con spa y alberca de terraza,  cuarto de servicio “y mucho más”, de acuerdo con el anuncio de bienes raíces.

Esta propiedad tiene acabados de mármol y pisos de madera en todas las habitaciones.

Esa propiedad además tiene una “magnífica vista panorámica a la bahía de San Diego y México”, es decir, está ubicada entre la isla Coronado y el centro de San Diego, y con alcance de vista a la zona de Playas de Tijuana, al otro lado de la frontera, a unos 15 kilómetros de distancia.

Elba Esther Gordillo compró las propiedades durante sus años de gloria política.

El anuncio de venta dice que la propiedad representa una “rara oportunidad de construir la casa de sus sueños”, pues el terreno es más grande que la edificación.

La otra mansión se ubica en la misma calle, en el número 23 de una privada de lujo, y se vende a un precio de 3.9 millones de dólares. Es una “hermosa propiedad costera, única en su clase”, dice el anuncio de venta.

Agrega que es “una de las magníficas propiedades frente al mar en los Cayos de Coronado, que son altamente codiciadas”.

“Es una rara oportunidad de conseguir en esa zona de lujo una propiedad con ocho recámaras y nueve y medio baños. Tiene alberca propia y un muelle propio de diez metros”, se anuncia.

Así anuncian la residencia en construcción con una privilegiada vista al mar.

“Esta impresionante casa frente al mar cuenta con elegantes entradas de mármol, una cocina gourmet de diseño, una biblioteca u oficina doméstica, su propio muelle privado y pisos de madera” en toda la construcción.

La agencia de bienes raíces estadounidense que vende las dos propiedades representa a la firma mexicana Comercializadora TTS de México, SA. de CV. Las dos fueron adquiridas por empresas propiedad de su hija Maricruz Montelongo y su nieto René Fujiwara Montelongo.

De acuerdo con registros de la propiedad del condado de San Diego, la casa ubicada en el número 23 Green Turtle Road costó 1.1 millones de dólares cuando se adquirió en 1991.

La segunda, que tiene el número 1 la misma calle, fue adquirida por 4 millones de dólares en 2010. Las dos propiedades fueron pagadas en efectivo, según el registro.

La venta de estas propiedades coincide con el presumible arranque de un nuevo partido político que encabezará Gordillo y su familia. Un proyecto que seguramente requiere del dinero que obtendrá de la venta de estas mansiones.

Próximo gobierno respetará regreso de Elba Esther al SNTE: Moctezuma

 

 

Siguientes artículos

Cedí acciones de departamento en Houston a mi hijo: Jiménez Espriú
Por

El titular de la SCT indicó que cedió las acciones que tenía sobre el inmueble, vía una empresa, a su hijo.