Por Ana de Saracho*

¿Han escuchado el término “target fixation”? En español no existe un concepto específico para describirlo, así que me referiré a este como “Fijación de Objetivo”. Es un concepto altamente recurrido en el ciclismo y motociclismo, sin embargo, sucede en la mente de todo ser humano. Se refiere al proceso que realiza nuestro cerebro en el que es capaz de enfocarse de una manera tan profunda en un objetivo observado o planteado, que puede traer como consecuencia la pérdida de atención sobre otras rutas, obstáculos y/o riesgos. O bien, que ese foco se vuelva tan intenso, que se termine colisionando con el mismo.

Suena trillado que, al enfocarnos en exceso, puedan resultar consecuencias negativas, como la pérdida de tiempos y oportunidades, hasta objetivos no logrados. En términos prácticos es tanto como sostener la visión de que para obtener el éxito hay que mantener el foco y la disciplina, pero entender que en varios puntos del camino uno debe alejarse de su objetivo principal, a fin de poder construir y obtener los resultados necesarios que en el mediano plazo te acerquen nuevamente a él.

Así, en el sector telecomunicaciones mexicano, debemos evadir el efecto del “target fixation”. Entiendo que la meta principal de conectividad del gobierno mexicano sea el de conectar a todos los mexicanos a internet, en línea con el derecho al acceso a las tecnologías de la información y la comunicación que el artículo 6º de la Constitución Política salvaguarda. Objetivo que no solo aplaudo por loable, sino que comparto en su totalidad. Sin embargo, no se puede negar que se trata de una meta por demás ambiciosa, con posibles riesgos de cumplimiento, sobre todo en los tiempos que se proponen.

Ahora bien, el gobierno tomó la decisión de cumplir la meta planteada a través de la creación de la empresa productiva subsidiaria de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) denominada “CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos” cuyo objeto es el de prestar y proveer servicios de telecomunicaciones, sin fines de lucro, para garantizar el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, incluido el de banda ancha. A esta fecha el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ha resuelto otorgarle una concesión única de uso público, que le permitirá, según lo que el propio IFT manifestó en su comunicado de prensa “…conformar una red de telecomunicaciones sin fines de lucro, contemplando las capacidades de la Red Nacional de Fibra Óptica, la infraestructura activa y pasiva de que disponga la CFE y, en su caso, el uso de tecnologías inalámbricas en las bandas de uso libre”.

Es de apuntar que a la fecha en que escribo estas líneas no se conocen los términos y condiciones que el IFT haya impuesto a la empresa en el título de concesión que le entregará, ni tampoco el contenido del proyecto técnico diseñado por la empresa pública para darle cumplimiento al objeto para la que fue creada.

No obstante, no se pueden perder de vista otras propuestas que, de forma paralela, han sido puestas sobre la mesa por actores de la industria telecom y TIC para dar cumplimiento a dicha meta de cobertura y conectividad. Algunas de ellas sencillas de implementar y otras no tanto, algunas que requieren cambios regulatorios y otras de voluntad política, así como diversas formas de financiación, lo que podría afectar a su viabilidad. Lo que es cierto es que todas ellas buscan lograr la misma meta y, por tanto, no debieran ser desestimadas como complementarias del proyecto de empresa pública, sobre todo considerando que la propia fracción VI del artículo 6 del Acuerdo por el que se crea CFE Telecom Internet para Todos publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 2 de agosto, le permite “Celebrar contratos con particulares bajo esquemas que le generen un mayor valor social…”. (Continuará)

*Directora de Regulación de Telefónica Movistar México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ninguna relación entre los cineastas y el público
Por

´Traición´, la nueva película del cineasta oaxaqueño, Ignacio Ortiz Cruz, llegó a la Cineteca Nacional; es protagonizada...