El Fondo Nacional Emprendedor enfocó su trabajo en impulsar la inclusión financiera de las empresas de menor tamaño, otorgando créditos para 38,811 empresas de tamaño micro, pequeño y mediano, con una derrama crediticia de 63,432.3 millones de pesos, de acuerdo con el Primer Informe de Gobierno.

Además, se creó el Padrón de Desarrolladoras de Capacidades Empresariales, “a fin de facilitar el acceso a capacitación, asistencia técnica y acompañamiento a las empresas que típicamente encuentran dificultades para acceder a estos servicios”.

A se vez, el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (Pronafim) se concentró en el desarrollo de las empresas de menor tamaño que requirieron crédito con mejores condiciones, capacitación para la toma de decisiones de negocios e incubación de actividades productivas.

Entre el 1 de diciembre de 2018 y el 30 de junio de 2019, con recursos del programa (cifras preliminares) se otorgaron: 422,025 créditos (5.3% más que lo otorgado durante el mismo periodo de la administración anterior), en beneficio de 342,604 personas (325,606 mujeres y 16,998 hombres).

El programa también dio 25,287 capacitaciones, de las cuales 90.2% se dirigieron a mujeres y 9.8% a hombres; y recursos para la incubación de 2,098 proyectos productivos, de los cuales 81% correspondieron a proyectos productivos conformados en su mayoría por mujeres.

Reformas

De acuerdo con el Primer Informe de Gobierno, entre el 1 de diciembre de 2018 y el 30 de junio de 2019, se realizaron modificaciones a la Ley para el Desarrollo de la Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa.

“Con ello la Secretaría de Economía hace un mejor uso de los recursos públicos destinados al apoyo de las empresas de menor tamaño y contribuye de manera efectiva a la construcción de una economía incluyente y más innovadora”, dice el documento.

Además, la Secretaría de Economía implementó un proceso de rediseño presupuestario, administrativo y de política pública para proveer apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas de manera más eficiente, sin intermediarios y con mayor transparencia.

“Este apoyo incluye acceso a recursos de capacitación, acompañamiento, asistencia técnica, opciones para la formalización, productos crediticios, y vinculación a cadenas de proveeduría y a cadenas globales de valor”, dice el Primer Informe de Gobierno.

Te recomendamos: Emprendedores deben cambiar su mentalidad

 

Siguientes artículos

Crímenes y desórdenes en vivo a tu smartphone
Por

Mientras las redes sociales suelen mostrar una realidad filtrada e higienizada, Andrew Frame, fundador de la app Citizen...