Reuters – Un par de empresarios neoyorquinos presentaron una demanda en un tribunal estadounidense para impedir que la estatal mexicana Pemex se haga del control de una refinería en Texas, alegando que la venta elevaría los precios de la gasolina en Estados Unidos.

Royal Dutch Shell acordó en mayo la venta de su participación mayoritaria en la refinería Deer Park, de 302,800 barriles por día (bpd), en las afueras de Houston, a Pemex , su socio desde hace tiempo en la planta, por unos 596 millones de dólares.

La demanda, presentada la semana pasada ante un tribunal de distrito de Estados Unidos en Houston, alega que la venta conduciría a una “competencia sustancialmente menor” en la gasolina y “aumentaría significativamente” los costos de energía de los demandantes.

Lee: Compra de Deer Park puede costarle más del doble a Pemex: Bloomberg

Piden al tribunal que bloquee permanentemente la venta u obligue a Pemex a deshacerse de sus tenencias.

El acuerdo se ha retrasado por una revisión en curso del Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS), un grupo de seguridad nacional que puede bloquear o establecer restricciones a las compras foráneas de empresas estadounidenses y que inició una segunda revisión de 45 días que detuvo los planes de Pemex de completar la venta este año.

Pemex no respondió a solicitudes de comentarios. Portavoces de Shell, el CFIUS y el Departamento del Tesoro declinaron hacer declaraciones.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que el acuerdo acercaría a México a la autosuficiencia de combustibles. El mandatario ha prometido sustituir las importaciones produciendo más en el país.

Este año, México ha importado alrededor del 60% de sus necesidades de combustible. López Obrador se ha quejado de que la empresa conjunta de 28 años con Shell no ha sido buena para el país, pues no se han repatriado los dividendos.

Aaron Hagele y Andrew Sarcinella, propietarios de una lavandería de autoservicio en Mt. Vernon, Nueva York, que presentaron la demanda, dijeron que su negocio sufriría un efecto “incalculable pero evidente” si se exporta más producción de Deer Park.

Mark Lavery, abogado de ambos, dijo a Reuters que Deer Park suministra hasta el 2.5% de la gasolina que se utiliza en Estados Unidos y que un aumento de las exportaciones reduciría la competencia y provocaría un aumento de los precios.

“Este es un momento crítico ahora mismo en el mercado de la gasolina en Estados Unidos”, dijo, haciendo eco de las críticas del presidente estadounidense, Joe Biden, a los altos precios. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

apps de reparto
Darán salario mínimo a repartidores de comida en Nueva York
Por

A partir de 2023, los repartidores de comida rápida tendrán acceso a un salario mínimo y otros derechos laborales, anunc...