Notimex.- El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, defendió el outsourcing, esquema de subcontratación que debe ser regulado de manera adecuada pero no desaparecer, ya que se implementa en todo el mundo y su inserción en México “fue un gran avance”.

Entrevistado tras una reunión con la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, el empresario afirmó a legisladores que es posible que la economía crezca en cuatro por ciento pero es necesario incrementar la inversión y fomentar la actividad económica.

Más tarde, en entrevista, sostuvo que la figura del outsourcing no debe desaparecer, sólo “adecuarla y evitar que se convierta en una fórmula en la cual el trabajador pierde sus derechos. Nosotros jamás estaremos a favor de eso”.

En detalle

Planteó que descartar este esquema “no abonaría a tener más empleos. Sí estamos de acuerdo en que se regule adecuadamente, pero que no se elimine”.

Dijo que se debe buscar “que se le reconozcan claramente los derechos del trabajador, que se reconozca su antigüedad, que se le pague en forma y tiempo; todas esas cosas que son reguladas en otras sociedades, no estamos inventando nada que no pase en otras sociedades que tienen este mismo sistema”.

En cuanto a la reforma laboral, Salazar Lomelín afirmó que el CCE está de acuerdo es que “se requerían modernizar las leyes laborales del país, lo hemos aplaudido y fomentando».

Evitar problemas

No obstante, admitió que tienen preocupaciones que puede ser salvadas “relativamente fácil, porque no cambian para nada el espíritu de la reforma, ni la orientación y los compromisos que México ha hecho; podríamos tener una situación muchísimo más fácil de manejar”.

“En nuestra experiencia, y lo que hemos visto en otros países, con este mismo tipo de reformas es que a veces se crean problemas innecesarios o que podríamos evitar”, destacó.

En la minuta que se está discutiendo en el Senado existe un artículo, que radica en que cuando se despide a un trabajador “la prueba de que fue despedido la tiene que dar el patrón”, cuando “es el empleado que tiene que demostrar las pruebas».

Demandas

Los despidos provocan “una enorme cantidad de demandas” y de alguna manera “el trabajador crea un problema que son fricciones innecesarias que podemos arreglarlas”, planteó.

“Estamos viendo en otras sociedades, en países como Brasil, que se está provocando una situación de miles de demandas obrero-patronales que no tiene ningún sentido, y eso no esperamos en México, eso no abona ni a la libertad sindical ni a la justicia laboral, a ninguno de los temas que definitivamente son los que nos importan”, sostuvo.

Lee también: 

Senado recibe reforma laboral; esperan que se apruebe antes de fin de mes

 

Siguientes artículos

AMLO responde a Trump: no caeremos en provocaciones
Por

El presidente de EU publicó en Twitter que el envío de soldados armados a la frontera con México se debió a que militare...