El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene una apuesta “atrevida” en el cambio del esquema de adquisición de medicamentos a través de modelo de compras consolidadas, consideró Fabricio Feliciani, director regional de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés).

Las modificaciones que está llevando a cabo esta administración en la adquisición de medicamentos y productos de salud para los hospitales públicos, representan un acto similar a cambiar la rueda de un automóvil mientras este se encuentra en movimiento, admitió el especialista en evaluar proyectos, programas y políticas públicas, en entrevista con Forbes. 

Sin embargo, no considera que esté en peligro el abasto de los medicamentos e incluso señaló que este tipo de “emergencias” se benefician las cadenas de corrupción que operan en estas compras. 

“El desabasto es una de los pilares del sistema corrupto, te lleva, te empuja para que haya desabasto porque de esa manera genera una crisis, entrar en una crisis es entrar en emergencia y bajo ese contesto compras medicamento a cualquier precio. Entonces en ese sentido se busca el desabasto”, detalló Feliciani. 

Te puede interesar: El IMSS tardaría hasta un sexenio en integrar su red de distribución de medicamentos

La UNOPS firmó convenios con el gobierno federal para apoyarlo con asistencia técnica en diversos procesos de compras y licitaciones públicas con el objetivo de hacerlos transparentes y cerrar el paso a procesos de corrupción. 

Entre las medidas que se han implementado está el Observatorio de Precios de Medicamentos, en el que se compran y establecen umbrales de costos de medicamentos y productos de salud a través de un estudio de compras con otros países de América Latina. 

Se trata de un esfuerzo que incorpora “las mejores prácticas internacionales en materia de adquisiciones públicas” enfocado en la transparencia, el valor por el dinero y la competencia efectiva, relató el especialista en evaluar proyectos, programas y políticas públicas.

El esquema centralizado de compras se basa en prácticas internacionales que integran modelos de agencia de compras en un ente público ajeno a las áreas que requieren los servicios o insumos, mismo que estará controlado a través de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) -a cargo de Raquel Buenrostro-.

Además prometen que con ste proceso no sólo se evitará actos de corrupción, sino que se reducirán los precios de servicios o insumos, se disminuyen costos transaccionales, facilita la estandarización proporciona experiencia y oportunidad de especialización del personal, ofrece mayor certeza a las dependencias y entidades en los aspectos legales. 

Lee también: Distribuidoras de medicamentos elevaban costos hasta en 30%: Hacienda

 

Siguientes artículos

Semarnat concluye estudio de impacto ambiental para aeropuerto de Santa Lucía
Por

López Obrador dijo este sábado que la MIA estaría lista la próxima semana.