Ambos controversiales y con propuestas que rompen la continuidad de gobiernos anteriores, estos son sólo algunos de los puntos en común entre Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador, según Thomas Barrack, un inversionista que durante décadas ha sido amigo del mandatario estadounidense y cuya firma de inversiones acaba de aterrizar en México para apostar por empresas latinoamericanas.

“Con la nueva evolución de la política Trump ha hecho cosas extraordinarias, pero no es un político, es un empresario, ha sido celebridad de televisión. Puede que haya elegido un camino entendido como políticamente incorrecto pero está logrando muchas de sus metas”, dijo en conferencia de prensa en la presentación de la firma Colony LatAm antes conocida como Abraaj Group y ahora filial de Colony Capital.

Lee también: Trump se lanza contra México por migrantes

Explicó que tanto López Obrador como Trump han tenido aceptación porque antes de ser presidentes había un descontento con la forma en que funcionaba el sistema en sus respectivos países.

“El mundo está buscando nuevos mecanismos políticos, es algo que puede verse en Europa e incluso en Medio Oriente”, dijo.

Para Thomas Barrack, los mandatarios han optado por enfocarse en transmitir un mensaje relacionado con esperanza, confianza y trabajo.

“En México, el mayor tema es cómo emplear a la gente. Hoy la política y los negocios están cambiando de dirección porque lo importante no es anotar home runs, sino evitar cometer errores”, explica.

Barrack afirma que tanto Trump como López Obrador son líderes carismáticos e instintivos, lo cual es una señal de que la relación entre México y Estados Unidos buscará acuerdos que representen ventajas para ambos países.

“Creo que hoy el mayor desafío está relacionado con las políticas de migración. Si pensamos en la propuesta del muro, esto puede ser incluso un avance tecnológico que ayude a mejorar la forma en que se da el comercio”.

Thomas Barrack (Foto: Cortesía)

Una apuesta de 5,000 mdd para Latinoamérica

Para Thomas Barrack, América Latina y en particular los países de la Alianza del Pacífico (México, Perú, Chile y Colombia) son atractivos para los inversionistas de private Equity, pues aunque pudiera haber incertidumbre y confusión, los momentos de desconfianza resultan ser oportunidades para entrar en los mercados.

“Hay oportunidades para las inversiones de largo plazo, la visión doméstica es mucho más pesimista que la visión de los inversionistas en el exterior”, señaló.

Tras a adquisición de Abraaj Gruop, Colony LatAm está lista para invertir 5,000 millones de dólares en la región en sectores como energía limpia (500 mdd), private Equity (1,000 mdd), Créditos (500 mdd) e inmobiliario (entre 2,000 y 3,000 mdd). La mitad de los recursos tendrá a México como destino.

Miguel Olea, socio de Colony LatAm explicó que el foco para invertir en private Equity es apostar por empresas medianas con posibilidades de expansión, sobre todo en el segmento de consumo.

Acerca de proyectos con injerencia gubernamental como el Tren Maya o la Refinería Dos Bocas, explicó que tienen “una agenda abierta en términos de inversión”, sin embargo, aclaró que no tienen como objetivo algún proyecto en particular.

 

El gobierno de AMLO nunca invitará a México a Donald Trump: Ebrard

 

Siguientes artículos

Gobierno impone multa millonaria a directivo de Pemex de la era Peña Nieto
Por

El directivo responsable pagó un sobrecosto cercano a los 620 millones de pesos por una planta industrial de Grupo Ferti...