Notimex.- Luego que el Senado de la República regresó a San Lázaro la reforma educativa, la Cámara de Diputados se alista para revisar la minuta y aprobarla en un periodo extraordinario, que hasta el momento no tiene fecha.

En entrevista, Juan Carlos Romero, coordinador de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), afirmó que tienen una nueva oportunidad para revisar a profundidad y corregir las inconsistencias e imperfecciones que tiene la reforma educativa.

Anticipó al menos dos de ellas: lo relacionado con la admisión y promoción del magisterio; así como el Artículo 16 Transitorio que se refiere a los derechos laborales y al apartado “B” del Artículo 123 de la Constitución.

Te interesa: Erradicar corrupción, objetivo central del Plan Nacional de Desarrollo

“Merece una revisión adicional, se hizo un intento; sin embargo, todavía estamos recibiendo y estamos advirtiendo algunas imperfecciones”, y refrendó que la población no quiere corrupción ni impunidad, mucho menos venta y tráfico de plazas.

El panista advirtió que su bancada no acompañará la minuta si se mantiene en los términos en que se aprobó, aunque más de 80% de su contenido fue impulsado por cuatro bancadas y una organización social.

Precisó que para su aprobación tendría que ser un periodo extraordinario y esto lo tendrían que acordar primero las comisiones, en donde tendría que haber dictamen y turnar a la Comisión Permanente y está previsible la primera sesión ordinaria para el miércoles 8 de mayo.

Por separado, el coordinador de Morena, Mario Delgado Carrillo, dio a conocer que dialogará con sus homólogos de la Cámara de Diputados para que se ratifique la reforma educativa aprobada el 25 de abril pasado.

No obstante, reconoció que no hay fecha todavía para el período extraordinario, pues es algo que es necesario conversar con las demás bancadas y también ver cómo están los acuerdos, que confió se puedan mantener, a fin de recomponer lo ocurrido ayer en el Senado.

Explicó que una vez que la Cámara alta envíe la minuta, los diputados tendrían que ratificar el proyecto inicial y devolverlo nuevamente a la Cámara alta, donde, por ley, sólo tendrían dos opciones: aprobarlo o rechazarlo.

 

Siguientes artículos

Hablando de los orígenes del Día del Trabajo
Por

Nos corresponde cuidar, defender y hacer crecer el legado de los mártires de Chicago, de Cananea, de Río Blanco, y de to...