Hace ocho años en México el concepto de subirse al auto de un extraño estaba limitado a los taxis que recorrían la ciudad o los servicios de choferes privados. La simple idea de subirse al automóvil particular de un desconocido no solo era irrisorio, sino que para muchos era peligroso. Al menos así fue hasta que en 2013, una startup californiana cuyo nombre aún no significaba nada para el mexicano, tomó la decisión de “probar” su suerte en el país, específicamente en la Ciudad de México; el nombre era Uber y su presencia transformaría el concepto de movilidad para siempre.

De esos primeros cuatro empleados, una ciudad y un par de conductores con los que comenzó Uber en México, la firma actualmente presume más 800 trabajadores, 70 ciudades en 27 estados y 200,000 “socios conductores” y repartidores.

En el marco del aniversario de sus ochos años, Uber destaca que México se ha convertido en su tercer mercado más importante a nivel global, con más de 8 millones de usuarios activos (entre Eats y Ride), 35,000 restaurantes de Uber Eats y una inversión de más 1,500 millones de dólares.

Pese al impacto que la firma ha tenido en el mercado y los ciudadanos mexicanos, su llegada no ha estado exenta de problemas y retos. Desde fuertes y violentos enfrentamientos contra los gremios de taxistas en diversas ciudades del país, escándalos y quejas sobre malas experiencias o accidentes de los usuarios al usar los servicios de la compañía, hasta el constante escrutinio de gobiernos locales y federal sobre la responsabilidad de la empresa frente a sus “socios conductores”.

Aun así, para Uber, México “es parte central de su historia como compañía” y un país en el que todavía les falta muchas ciudades por cubrir y varias inversiones que ejecutar, de acuerdo con Andrew Macdonald, vicepresidente de Operaciones en América y Desarrollo Comercial Mundial de Uber, quien charló en entrevista exclusiva con Forbes México sobre el futuro de la plataforma en México, los retos y las oportunidades que la empresa ve en el país tras la pandemia.

Forbes México (FM): ¿Ocho años después, cómo está Uber en México?

Andrew Macdonald (AM): Latinoamérica es un mercado absolutamente fundamental para Uber en general. Es un área del mundo que nos apasiona servir porque en un mercado en el que nuestros productos se ajustan. México es donde comenzamos nuestras operaciones en América Latina y creo que desde mi perspectiva, con 10 años dentro de Uber, es uno de esos países donde el servicio de Uber realmente ha impactado a la sociedad, creando cientos de miles de oportunidades laborales flexibles, mejorando las opciones de transporte en algunas de las ciudades más grandes del mundo y trayendo tecnología para intentar que el transporte sea más seguro, tanto para las personas que viajan, como para las que ganan dinero en la plataforma.

Sigue la información de la tecnología en nuestra sección especializada

En estos ocho años nos hemos expandido lo más posible, en grandes centros urbanos, pero también ciudades pequeñas, y para ello hemos invertido en el país. Estamos muy orgullosos del negocio que hemos construido y del impacto que hemos tenido. Así que sí, México significa mucho en la historia de Uber.

FM: Luego de la pandemia, ¿Cómo ve México a Uber? ¿Qué proyectos podemos esperar de la firma?

AM: Es evidente que a medida que las ciudades vuelven a la vida, Uber vuelve a la vida porque la gente comienza a moverse de nuevo. Creo que tanto los clientes, como las personas que ganan en nuestra plataforma han dependido de nosotros más que nunca por la pandemia. Vimos muchos conductores que se convirtieron en mensajes en nuestra plataforma para poder seguir ganando dinero en un período muy difícil para la economía y el mercado laboral en general.

En el corto plazo esperamos que las ciudades vuelvan a moverse, la gente, en diversos grados, regresará a las oficinas, se irá de vacaciones, se irá de vacaciones o viajara por negocios, buscará formas de volver a alguna versión de lo normal. Por eso en México,  queremos trabajar con las empresas para que los empleados lleguen y regresen de la oficina de manera segura, cuando comiencen a viajar por negocios. 

Y de la misma forma, sabemos que la gente necesita formas flexibles de ganarse la vida. Hacia adelante verás que en Uber buscamos traer de vuelta a los conductores y repartidores a la plataforma, hoy los niveles de ganancias en muchos lugares están en máximos históricos y hemos tomado medidas para hacer que la plataforma sea más segura para las personas que desean ganar dinero de manera flexible. Así que muchas de nuestras inversiones se enfocarán en ese lado del mercado.

FM: ¿Hay algo que no hayan logrado en estos 8 años, que sea crítico para la firma en los siguientes ocho?

AM: Lo más importante es que todavía hay muchos lugares en el país donde nuestro servicio aún no funciona. Entonces, creo que la expansión geográfica continua a todas las regiones, todos los estados, todas las ciudades y México es definitivamente una prioridad para nosotros, hay muchos lugares que necesitan la oportunidad económica que brinda Uber. 

Mercados donde el turismo es una parte crítica de la economía, podemos desempeñar un papel para los negocios y las personas. Queremos estar en todo México y por eso el equipo de Uber continúa trabajando para asociarnos con los gobiernos locales y llevar Uber a esos lugares. Confío que en los próximos meses, hagamos algunos anuncios sobre nuevos lanzamientos.

FM: ¿Seguiremos viendo por parte de Uber estás multimillonarias inversiones que la firma ha realizado en México en los siguientes meses?

AM: La respuesta concreta es que seguiremos invirtiendo. No tengo ningún anuncio específico en este momento, pero  en nuestros ocho años en México hemos invertido cerca de 1,500 millones de dólares. Este es un lugar que ha sido, como mencioné, vital en la historia de crecimiento de Uber y es una parte fundamental de nuestros planes a largo plazo. 

Y cuando hablo de planes a plazo, no me refiero a 12 o 18 meses, estoy hablando de planes a 10 años. En Uber queremos ayudar a avanzar la economía mexicana, formalizar, digitalizar, traer más gente a la fuerza laboral, traer más mujeres a la fuerza laboral,convertirlo en un lugar más amigable para los turistas y para las empresas.

Andrew Macdonald, vicepresidente de Operaciones en América y Desarrollo Comercial Mundial de Uber.

Entonces, sí, vamos a seguir invirtiendo y puede que invirtamos para ayudar a los propietarios, tal vez a actualizar su vehículo o invertir  en restaurantes para ayudarlos a crecer su negocio. Así que vamos a invertir y asegurarnos de que los consumidores tengan acceso a tantos servicios como sea posible. 

FM: Para Uber el estatus de los socios conductores y repartidores, sigue siendo un tema de discusión global. En México, recientemente la Secretaría de Trabajo específicamente dijo que tiene la intención de regular los empleos de la llamada “gig economy”. ¿Qué significa para Uber este tema? ¿Han tenido diálogos ya con el gobierno mexicano?

AM: Lo primero que diría y quiero ser muy claro en este tema es que las personas que ganan dinero en nuestra plataforma son el corazón de nuestro modelo de negocio. Y sólo para contextualizar dicho, tenemos más de 200,000 personas que dependen de nuestra plataforma en México. Sus familias dependen de nuestra plataforma para ayudar a poner comida en la mesa. Son personas que se están beneficiando de las oportunidades económicas que nuestra tecnología pone a su alcance.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Cuando piensas en el futuro del trabajo, en el futuro de la “gig economy” o como quieras llamarlo, creo que es realmente importante, ante todo, preguntarle a las personas que viven o  ganan dinero en estas plataformas qué es lo que quieren y necesitan. Nosotros en Uber hemos escuchado una y otra vez de los repartidores y conductores en México y América Latina que lo que quieren es seguir siendo independientes, porque valoran la flexibilidad, valoran ser su propio jefe, y trabajar dónde y cuándo quieran.

Pero sabemos que la “gig economy” no es perfecta y estamos trabajando en cómo podemos brindar protecciones y beneficios al trabajo flexible sin que se pierda lo que la gente ama de este tipo de empleos.

Si podemos hacerlo bien, entonces podremos tener lo mejor de ambos mundos. La gente quiere ser su propio jefe y si miras cómo los usuarios usaron nuestras plataformas durante la pandemia es claro: los desempleados o subempleados del mundo, que estaban buscando ganarse un extra o poner dinero sobre su mesa acudieron a las plataformas del trabajo flexible como Uber.

Y claro que es un tema complejo por eso tenemos que trabajar con los gobiernos, conductores y  grupos laborales para definir una estructura que funcione. Y claro que aquí, nos hemos comprometido con los distintos niveles del gobierno de México, al igual que nos estamos comprometiendo con los gobiernos de todo el mundo para tratar de llegar a un modelo mejor en el futuro. 

FB: ¿Cuál es el futuro de una firma como Uber a medida que la movilidad en el mundo entero se transforma? 

AM: El futuro de la movilidad es muy emocionante, no solo desde la mirada de Uber, sino a nivel global. Nosotros creemos que la tecnología tiene un papel que desempeñar para hacer que cada vez que alguien sale de su casa, oficina o busca ir a cualquier lugar un mejor trayecto. En Uber estoy convencido que estamos en una posición única para tocar cada aspecto de la movilidad, desde el tránsito de una ciudad,  los autos, los taxis, el transporte público, hasta la micro movilidad como las bicicletas y los scooters o incluso entender cómo funciona la infraestructura de los estacionamientos y llevar nuestra experiencia a todas estas verticales cuya gran mayoría opera sin los beneficios de la tecnología. Es una visión que nos lleva a un lugar donde todo el transporte funciona con Uber, por eso queremos jugar en cada parte del espectro del ecosistema.

 

Siguientes artículos

Norteamérica enfrentaría masivo apagón de internet por tormenta solar: estudio
Por

Tormentas solares se incrementarían en los próximos tres años y podrían dejar a millones de personas sin internet por me...