A traves de un comunicado la National Football League (NFL) confirmó el peor de los escenarios: el juego entre Los Ángeles Rams y los Kansas City Chiefs no se jugará en México debido al mal estado del pasto del Estadio Azteca.

Esta decisión se tomó en conjunto con la asociación profesional de jugadores de la NFL (NFLPA) sumado a la inspección realizada este martes por la gente de la liga junto a los responsables del estadio.

El partido estaba programado para el lunes 19 de noviembre y en él se enfrentarían los dos equipos con mejor récord en la temporada actual de la NFL (ambos tienen 9 victorias y una derrota), en lo que se veía como un adelanto del Super Bowl de este 2019. Ahora, este partido se jugará en Los Angeles, casa de los Rams, este mismo lunes.

Mark Weller, vicepresidente de la NFL, declaró que conocían la situación del estadio y sus problemas con la superficie pero hasta esta ultima semana al ver que no se recuperaba de lluvias, conciertos y partidos, comenzó la preocupación.

En declaraciones previas a la cadena ESPN, personal de la NFL dijo que el estado del césped “es un desastre” y que sería un riesgo para los jugadores de ambos equipos, lo que sería causa suficiente para cambiar de sede o fecha.

Se apunta que el daño del pasto híbrido pudo ser resultado de la celebración de un concierto el pasado 7 de noviembre y el partido de Cruz Azul dos días después.

Te puede interesar:

El ‘Canelo’ domina los rings y el ranking de mexicanos mejor pagados

 

Siguientes artículos

AMLO promociona Tren Maya con spot en redes sociales
Por

El politico de Morena a través de un video en sus redes social manifestó el apoyo a este proyecto. En dicho spot se habl...