El escándalo de Cambridge Analytica no se quedó sólo en Facebook, sino que también habría saltado hacia Twitter, luego de que se diera a conocer que la red de microblogging habría vendido datos a la empresa del investigador detrás de la filtración de datos que sacudió a la red social de Mark Zuckeberg.

Este fin de semana, Bloomberg publicó que Twitter vendió un paquete de datos de usuarios a Global Science Research, de Aleksandr Kogan, señalado como el creador del test falso de Facebook que servía para acceder a los datos.

De acuerdo con el reporte, Kogan tuvo acceso a la interfaz de Twitter durante todo un día, lo que le permitió obtener información de usuarios de Twitter de entre diciembre del 2014 y abril del 2015.

Entre los datos que habría obtenido se encuentran tuits, fotos de perfil, nombres de usuario, fotografías y datos sobre ubicación. Por el contrario, no habría accedido a mensajes privados ni datos personales que cada usuario incluye en su cuenta.

PUBLICIDAD

El reporte de Bloomberg precisa que hasta el momento se desconoce que uso se le dio a la información obtenida.

A pesar del escándalo, las acciones de Twitter ganan 2.11%, a los 29.61 dólares.

Te puede interesar: Facebook quiere cuidar aún más los datos de sus usuarios

La compañía fundada por Jack Dorsey ha salido al frente ha desmentir esa versión, y asegura que la información por la que pagó Global Science Research no incluye información privada, sino únicamente datos de cuentas anónimas.

Global Science Research lanzó una aplicación que ofrecía a los usuarios de Facebook predicciones sobre su personalidad a cambio de acceder a sus datos personales, los cuales comparaba con los gustos de los usuarios y de sus amigos, lo que les permitía acceder de este modo a muchos más usuarios de los que utilizaron la aplicación. Toda la información obtenida fue entregada posteriormente a Cambridge Analytica, aunque sin que se conozcan exactamente para qué fines.

En marzo pasado, Facebook reconoció que información personal de más de 87 millones de usuarios terminó en manos de la consultora Cambridge Analytica, que trabajó por la campaña del presidente estadounidense Donald Trump en 2016. Mientras que la consultora tiene varios meses en el centro de la controversia por el caso de la filtración de casos.

Lee también: Cambridge Analytica sí capturó datos personales en México: ex directora

 

Siguientes artículos

BASF consigue aval de la UE para comprar activos de Bayer
Por

Con el aval de la comisión de competencia del bloque europea, el fabricante alemán comprará algunos de los activos ligad...