Durante 2016, cuatro de cada 10 pesos que se gastaron en el país en servicios o productos médicos, fueron aportados por dinero de las familias y no de las instituciones de salud pública. En ese mismo año, el gasto público que se destinó a la salud de los mexicanos fue el más bajo de todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Dicha situación ocasionó que las personas con un bajo ingreso quedaran excluidas económicamente del sistema de salud.

Lee también Foro Forbes Salud 2019 | El esqueleto de México en un nuevo sexenio

Cuando una familia no cuenta con los recursos económicos suficientes para enfrentar una enfermedad como el cáncer, o bien diferentes patologías cuyos tratamientos llegan a ser sumamente caros, se necesita la participación de todos, empezando por las autoridades mexicanas.

Así, en la búsqueda de mayores recursos económicos para que el Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG) siga brindando atención a los niños con cáncer y a sus familias, los socios de CanCham México se organizan desde hace varios años para recaudar fondos o llevar juguetes a dicha institución.

“Este año además, se dio una gran disminución en el  presupuesto para la funcionalidad del HIMFG, que es el hospital  de niños más grande del país y el más antiguo en Latinoamérica. Hoy más que nunca, la Cámara de Comercio del Canadá en México sigue brindando apoyo a ese Instituto Nacional de Salud para que la calidad de sus equipos de operación mejore. Extendemos la invitación a unirse a la noble causa.”

Retos para el sector salud

Sin duda, una de las prioridades del gobierno actual es la de atender las necesidades de la salud pública, sin embargo, en su plan “Bienestar para toda la vida” menciona que hay desafíos grandes que tienen que ver con la cobertura, la calidad y la educación de la salud.

Al respecto, el Estudio Diagnóstico del Derecho a la Salud que realizó el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), señala que entre los retos importantes del sector salud mexicano están el de mejorar la accesibilidad física y económica a los servicios de salud, aumentar la infraestructura en instituciones de salud – principalmente en zonas rurales – fomentar la educación para la salud y mejorar la calidad y efectividad de los servicios médicos.

Con respecto a la cuestión de accesibilidad física y económica, cifras del Coneval señalan que alrededor de 5 millones de personas tienen un bajo acceso a instituciones de salud pública al vivir en comunidades aisladas o que están cerca de alguna carretera.

Este 18 de junio, se llevará a cabo la Edición 2019 del Foro Forbes Fixing Health en el Hotel Westin Santa Fe el próximo 18 de junio desde las 8:30 de la mañana, un espacio que fungirá como centro de análisis de estos temas y reunirá a los líderes de los sectores público y privado bajo un fin: compartir el mejor conocimiento que permita consolidar la premisa de que una sociedad sana implica tarde o temprano una economía sana.

 

Siguientes artículos

UNAM trepa 10 lugares en el ranking mundial de universidades
Por

Desde 2014, ha logrado avanzar 60 posiciones en esta lista, auditada por Pricewaterhouse Coopers, ratificando la excelen...