El pasado 22 noviembre de 2018, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) liberó el primer paquete de 38 productos con cannabis y sus derivados, lo cual beneficiará a la empresa de capital mexicano CBD Science, que ya se alista para comercializar sus productos en internet, por el momento, para después llegar a farmacias y autoservicios.

La firma obtuvo cinco permisos por parte de la Cofepris para comercializar tres productos a base de aceite de cáñamo con diferentes concentraciones de Cannabidiol (CBD) de 250, 500 y 1,000 miligramos, así como un tarro de 30 cápsulas con 25 miligramos cada una y un bálsamo.

“Por la clasificación que nos dio la Cofepris de suplemento alimenticio, por normatividad no podemos darle ninguna acción terapéutica, pero por usos y costumbres los productos de cannabis son auxiliares en síntomas del dolor, inflamación e insomnio”, comentó Pablo Botella, director general de CBD Science, en entrevista con Forbes México.

En una primera etapa, el plan de CBD Science es importar el producto terminado de Estados Unidos, para comercializarlo en los primeros meses de 2019; mientras que en una segunda fase esperan comenzar a producir y procesar la materia prima en México, lo cual se daría para el segundo semestre de este año.

Te recomendamos: Las multinacionales quieren bailar al son de los 31,000 mdd de la mariguana

En la primera entrega de permisos por parte de la Cofepris se incluyeron 21 suplementos alimenticios, nueve cosméticos, seis para alimentos y dos de materia prima. De igual manera, otras empresas como CBD Life, Endo Natural Labs y Finat México recibieron autorizaciones.

Dichos productos fueron elaborados por cuatro empresas de capital mexicano, dos estadounidenses y una española, y tienen cantidades menores al 1% de Tetrahidrocannabinol (THC), que es el componente psicoactivo del cannabis.

De acuerdo con la Comisión, los suplementos alimenticios ayudarán al tratamiento de pacientes con epilepsia, artritis, estrés y ansiedad, al tiempo en que funcionarán como relajantes, analgésicos y para el insomnio.

“Obtener los permisos nos llevó bastante tiempo y dedicación porque hay que cumplir con la normatividad que pide la autoridad. El permiso que obtuvimos fue para fines medicinales, se trata de suplementos alimenticios y un cosmético”, comentó Pablo Botella.

En México se permite el uso medicinal y científico del cannabis bajo ciertas reglas, al tiempo en que sólo se puede importar en concentraciones de 1% o menores de THC.

Para el 2021 se estima que el mercado global de la mariguana tendrá un valor de 31,600 millones de dólares (mdd), de acuerdo con datos citados por la Asociación Nacional de la Industria del Cannabis (ANICANN), un organismo que busca colaborar con autoridades, legisladores, la academia y sociedad civil para impulsar la consolidación de la industria del cannabis en México.

Puedes leer: Sánchez Cordero lleva al Senado iniciativa para legalizar la mariguana

 

Siguientes artículos

Constellation Brands sigue levantando su planta en Mexicali
Por

Constellation Brands enfrentaría un plebiscito para suspender la construcción de su planta en Mexicali.