Científicos elaboraron lo que según ellos es una dieta ideal tanto para la salud del planeta como de su población, que incluye duplicar el consumo de nueces, frutas, verduras y legumbres y reducir a la mitad el de carne y azúcar.

Si el mundo siguiera la dieta «Salud Planetaria», dijeron los investigadores, se podrían prevenir más de 11 millones de muertes prematuras cada año, mientras que las emisiones de gases de efecto invernadero se reducirían y se preservaría más tierra, agua y biodiversidad.

La dieta está considerada para sumar 2,500 kilocalorías al día e incluye lo siguiente:

Granos integrales*
Arroz, trigo, maíz y otros – 232 gramos

Tubérculos o vegetales con almidón
Papa y tapioca – 50 g

Vegetales
Todos – 300 g
Verduras verde oscuro – 100 g
Vegetales rojos y anarajados – 100 g
Otros vegetales – 100 g

Frutas
Todas – 200 g

Productos lácteos
Leche entera o equivalentes derivados (por ejemplo, queso) – 250 g

Fuentes de proteína¹
Ternera y cordero – 7 g
Cerdo – 7 g
Pollo y otras aves de corral – 29 g
Huevos – 13 g
Pescado² – 28 g

Legumbres
Frijoles secos, lentejas y chícharos* – 50 g
Alimentos de soya – 25 g
Cacahuate/maní – 25 g
Nueces de árbol – 25 g

Grasas añadidas
Aceite de palma  – 6 a 8 g
Grasas insaturadas³ – 40 g
Grasas lácteas (incluidas en la leche) – 0 g
Manteca o sebo° – 5 g

Azúcares añadidas
Todos los endulzantes – 31 g

* El trigo, el arroz, los frijoles y las lentejas son secos, crudos.
¹ La carne de res y el cordero son intercambiables con carne de cerdo y viceversa. El pollo y otras aves de corral son intercambiables con huevos, pescado o fuentes de proteínas vegetales. Legumbres, cacahuetes, frutos secos, semillas y soja son intercambiables.
² Los mariscos consisten en pescados y mariscos (por ejemplo, mejillones y camarones) y se originan tanto de la captura como de la agricultura.
³ Las grasas insaturadas son 20% cada una de aceite de oliva, soya, canola, girasol y cacahuate.
° Algunas mantecas o sebo son opcionales en los casos en que se consumen cerdos o ganado.

«La comida que comemos y cómo la producimos determina la salud de las personas y el planeta, y actualmente estamos cometiendo un grave error», dijo Tim Lang, profesor de la University of London que colideró la investigación.

Sería imposible alimentar a una creciente población de 10,000 millones de personas hacia 2050 con una dieta saludable y sostenible sin transformar los hábitos alimenticios, mejorar la producción de alimentos y reducir el desperdicio de alimentos, afirmó.

«Necesitamos una revisión significativa, cambiar el sistema alimentario global en una escala que no se haya visto antes», añadió.

Muchas enfermedades crónicas que amenazan la vida están vinculadas a dietas deficientes, incluyendo obesidad, diabetes, desnutrición y varios tipos de cáncer. Los investigadores dijeron que las dietas poco saludables en la actualidad causan más muertes y enfermedades en todo el mundo que el sexo no seguro, el consumo combinado de alcohol, drogas y tabaco.

La dieta planetaria propuesta es el resultado de un proyecto de tres años encargado por la revista de salud The Lancet e involucra a 37 especialistas de 16 países. La propuesta es que el consumo promedio mundial de alimentos como la carne roja y el azúcar se reduzca en 50% y que el consumo de nueces, frutas, verduras y legumbres se duplique.

Para regiones individuales, esto podría significar cambios aún más dramáticos: las personas en América del Norte, por ejemplo, comen casi 6.5 veces la cantidad recomendada de carne roja, mientras que las personas en el sur de Asia comen solo la mitad de la cantidad sugerida por la dieta planetaria.

Cumplir los objetivos para vegetales ricos en almidón como papas y yuca requeriría grandes cambios en el África subsahariana, donde las personas consumen en promedio 7.5 veces la cantidad sugerida.

Al presentar la dieta el miércoles, los investigadores dijeron que reconocían que es muy ambicioso esperar que toda la población mundial la adoptara, sobre todo porque existe una gran desigualdad global en el acceso a los alimentos.

«Más de 800 millones de personas tienen alimentos insuficientes, mientras que muchos más consumen una dieta poco saludable que contribuye a la muerte y enfermedad prematura», dijo Walter Willett, de Harvard University en Estados Unidos.

«Si no podemos lograrlo todo, es mejor tratar de acercarnos lo más que podamos», dijo.

Con información de Reuters

 

Siguientes artículos

Análisis | ¿Es seria la acusación que liga a AMLO, Peña y Calderón con dinero del narco?
Por

Los acusadores del "Chapo" creen que su defensa sólo quiere dañar al presidente que lo extraditó a EU y que quieren crea...