La realidad aumentada moverá entre 85 y 90,000 millones de dólares para 2022, de acuerdo con un informe de DigiCapital. La empresa Oveede quiere ser parte de ese mercado con sus propios lentes de realidad aumentada.

El objetivo de la firma es comenzar a vender sus lentes a finales de 2019 y fabricarlos en su totalidad en el país.

Para lograr sus metas el equipo de Obeede busca recaudar 350,000 dólares a través del crowdfunding en la plataforma indiegogo.com y medio millón de dólares con inversionistas ángeles. El dinero servirá para pagar a los proveedores, terminar la plataforma y para llegar a una producción masiva.

“Creemos que podemos llegar a vender un promedio de 7,000 gafas Ovedee para finales de 2019. Pero lo que nosotros queremos es desarrollar la tecnología en el país. Los lentes Ovedee tendrán un costo aproximado de 750 dólares. Tratamos de mejorar la realidad aumentada”, comentó Betto Oballe fundador de Oveede.

PUBLICIDAD

También puedes leer: China quiere ser número uno (también) en realidad aumentada

La realidad aumentada actualmente llega a 40 grados en el campo de visión en México y América Latina y el equipo de Oveede asegura que sus lentes llegan a un campo de visión de 45 grados.

Los principales sectores a los que Oveede apostará con sus lentes de realidad aumentada son el industrial, el educativo y de investigación y el consumidor final. Ya se encuentra en conversaciones con algunas empresas en México y Argentina, principalmente del sector automotriz, para llevar sus lentes de realidad aumentada.

“El uso de estas gafas en el sector industrial del país sería muy alto, básicamente en la industria automotriz, en la industria alimentaría si hablamos en fabricas como las de Bimbo. Dentro del área de investigación y educación también vemos un potencial”, destacó el emprendedor.

Durante tres años el equipo de Oveede ha experimentado con la realidad aumentada, primero en software de terceros y después desarrollando su propio software. Y durante año y medio trabajaron con su propio hardware.

Una visita al CES de las Vegas en el año 2007 fue la semilla para la creación de los lentes de realidad aumentada Oveede. Actualmente la empresa cuenta con 20 empleados.

 

Crear los el 100% con materiales nacionales

El principal problema que el equipo de Oveede tuvo que superar mientras fabricaba el prototipo de los lentes es encontrar y traer las piezas necesarias para hacerlos.

“Lo que nosotros buscamos es una tecnología invisible y lo que tratamos de hacer es miniaturización de los componentes de los cristales. Lo que queremos es que la gente salga con las gafas (que lleven una minicomputadora en los ojos) y que no los vean como a un extraterrestre”, comentó Betto Oballe.

En América Latina, el desarrolló de hardware es muy bajo. Betto Oballe viajó al Centro de Investigación en Óptica (CIO) en León, Guanajuato y ahí experimentó un poco más la parte óptica, los cristales donde se proyecta la realidad aumentada, parte fundamental para sus lentes.

“Este es el único instituto donde se acercaban un poco al estudio de las holografías o las proyecciones cercanas a los ojos, pero estaban, la verdad, muy bajos”, dijo Oballe.

Los materiales principales para crear los lentes Ovedee vienen de Inglaterra, Estados Unidos y China.

La realidad aumentada actualmente llega a 40 grados en el campo de visión en México y América Latina y el equipo de Oveede asegura que sus lentes llegan a un campo de visión de 45 grados.

 

Google y la competencia

En el último año la competencia en la realidad aumentada se hizo más reñida con la aparición de nuevos jugadores y el interés de grandes corporativos por sacarle el mayor provecho. Google fue uno de los primeros, aunque para Betto Oballe cometió varios errores.

Quizá el primer error de la compañía fue que sus lentes no se parecían a unos lentes, el segundo error es que no se entendía el concepto de las gafas, si eran para investigadores, para la gente común, para diseñadores, etc.

“Podríamos decir que Google puso la primera piedra, pero se quedaron muy cortos”, dijo Oballe.

Existen más competidores, por ejemplo, Apple está en planes para sacar su primer prototipo de gafas de realidad aumentada para 2020.

Otro ejemplo es el motor de búsqueda más grande de China, Baidu, busca su próxima gran fuente de crecimiento, por lo que la compañía ha invertido en grande y ganado una buena ventaja a sus rivales locales en el desarrollo de una tecnología futurista: la realidad aumentada.

“Éste es el primer producto maduro de RA de China”, dijo Zhao Ziming, analista de la consultora Analysys International. “Alibaba y Tencent también han experimentado con la RA, pero Baidu está por delante de ellos.”

 

Siguientes artículos

¿Por qué la mayoría de Pymes lo siguen siendo?
Por

Existen “errores” comunes que las empresas pequeñas cometen al empezar, y con el paso del tiempo no logran arreglarlos p...