La fuerte competencia entre otras cadenas de hamburguesas, restaurantes de diferentes categorías de comida, incluso puestos del mercado informal ocasionaron el abaratamiento de los productos de Burger King – donde ciertas unidades son operadas por Alsea en México-, disminuyendo al mismo tiempo la calidad de sus productos, provocando una menor rentabilidad para la marca y el cierre de sucursales en el país.

En el mercado mexicano, la marca ha bajado la cortina de 23 restaurantes en aproximadamente nueve meses, pues al cierre de 2017 había 452 unidades, mientras que el tercer trimestre de 2018 disminuyó a 429.

En España sólo se cerró una sucursal en el mismo tiempo, para llegar a 60; en tanto, Argentina abrió ocho restaurantes, alcanzando los 117; en Chile se inauguraron cuatro a 43; y Colombia sumó 16 unidades, sin registrar cambios.

“Cuando entras a una guerra de precios, entras a que tenga un precio más bajo y eso te lleva a una hamburguesa que no es la mejor… Al existir tantas opciones de comida, el cliente empieza a dejar la categoría”, comentó Renzo Casillo, director general de Alsea, en entrevista.

Por lo anterior, la lealtad de la marca empezó a caer, ocasionando una disminución en visitas.

Te recomendamos: Alsea afina su propia app para competir con Uber Eats y Rappi

Al 2016, Mc Donald´s lideraba el mercado de hamburguesas, con una participación de 28.8%; seguido por Burger King, con 19.8%; Carl´s Jr. tenía 12.2%; la cadena Sixties ostentaba el 1.5%; Wendy´s, con 1.1%; y el restante 36.5% se concentraba en firmas de menor tamaño, de acuerdo con la agencia Euromonitor International.

En octubre de 2018, la cadena de hamburguesas Shake Shack, de origen estadounidense, anunció su plan de llegar a la Ciudad de México para este año, de la mano de la compañía mexicana Toks, subsidiaria de Grupo Gigante.

“El cierre de unidades fue parte del proceso de rentabilización…ahora estamos trabajando de la mano con la corporación de Burger King para ejercer programas que sigan contribuyendo a la venta, la marca está creciendo a ventas mismas tiendas casi doble dígito en el mes, está aumentando en transacciones y en ticket, lo cual es muy bueno”, comentó Casillo.

En 2018, Alsea dejó de ser el dueño de los derechos para desarrollar la marca Burger King en el territorio mexicano, sin embargo, seguirá operando 181 restaurantes (unidades corporativas), que se suman a otras 248 subfranquicias.

Para mejorar la marca y recuperar la rentabilidad, la empresa también se ha enfocado en una estrategia de comunicación y mercadotecnia dirigida a la experiencia de productos de mejor calidad, entre ellos la Whopper con ingredientes adicionales.

“A pesar de que ha mejorado, la marca sigue estando abajo del nivel de inversión que tenemos en comparación con otras marcas, hasta que lleguemos ahí revaluaremos el plan de sumar más unidades bajo Alsea”, agregó Renzo Casillo.

Te puede interesar:

Más competencia para McDonald’s: las hamburguesas Shake Shack vienen a México

 

Siguientes artículos

La primera clínica de cannabis en México busca crear tratamientos accesibles
Por

Sativa Care, la primera clínica en su tipo en el país busca la integración de la planta cannabis sativa como opción acce...