“Hoy hablé con un cliente que quiere abrir un centro de distribución de los productos que exporta de México a Estados Unidos. Allí el mercado está creciendo, así que se pregunta cuál será el costo si produce desde ahí o se queda en México”, comenta Razat Gaurav, experto en optimización de cadenas de suministro.

“Si mueve su fábrica a Estados Unidos, ¿dónde es mejor instalarse? Porque no es lo mismo Texas, que Boston, que Alabama. También puede quedarse, reducir mercado norteamericano y centrarse en otros. Porque, ¿cuál sería el coste de servir en Europa?”, añade.

Éstas podrían ser dudas de cualquier empresa con intenciones de internacionalizarse en los años 80, antes de que las desregulaciones y privatizaciones dieran lugar al actual mercado globalizado.

Pero se trata de 2018, de una empresa mexicana proveedora de alimentos al mercado estadounidense y cliente de Llamasoft, empresa desarrolladora de un software que diseña, optimiza, planea y simula cadenas de suministro y que Gaurav dirige.

La guerra comercial instigada por el presidente de Estados Unidos ha desatado interrogantes parecidos a los que tenían las empresas que expandían fronteras hace 30 años.

La diferencia es que las de hoy cuentan con tecnología para encontrar la respuesta.

Este es el objetivo de Llamasoft, que anunció el lanzamiento de la versión más reciente de su buque insignia: Supply Chain Guru (SCG), ahora conocido como SCGX.

Esta herramienta ayuda a las compañías a visualizar cada uno de sus elementos que integran su cadena de suministro, a generar de escenarios potenciales y a anticiparse para la toma de decisiones.

El objetivo es ver, por ejemplo, el costo total de producir en Estados Unidos en comparación con Brasil, o bien el inventario que necesitan para abastecer al mercado sin agotar existencias.

Imagen del mapeo de la cadena de distribución del software de Llamasoft. Foto: Cortesía Llamasoft.

Razat Gaurav, el CEO, afirma que hoy sus clientes acuden al software para analizar los distintos escenarios que pueden resultar de la escalada en la “retórica política” actual, lo que se conoce como guerra comercial.

Por esto, el directivo identifica la incertidumbre como el principal problema derivado del baile de tratados comerciales entre las diferentes regiones del mundo.

NAFTA, acuerdos bilaterales… cualquiera que sea, pero tener una respuesta es lo más importante. Las compañías se adaptarán a cualquier nuevo escenario”, afirma, en entrevista para Forbes México.

 

¿Por qué molesta la incertidumbre?

Porque paraliza.0

“Se trata de compañías con inventarios de billones de dólares que tienen que tomar decisiones. Harley Davidson ha decidido abrir una planta en Europa para proveer al mercado local. Pero la mayoría de empresas están esperando para ver cómo evoluciona y se preparan para contingencias”, afirma Gaurav.

El problema está en las tarifas a la entrada de bienes en los territorios porque ésto significa gastos. Por esto, la inquietud generada por los actuales cambios en el mercado global da a entender que lo que quieren las empresas es proteger los costos de producción.

Pero el CEO de Llamasoft señala que éstos son sólo una pieza, aunque clave, del rompecabezas que las compañías luchan para mantener íntegro: el márgen de beneficio.

“Tengo una compañía mexicana en la industria alimentaria que importa un 90% de cerdo de Estados Unidos. No sabe cuánto le va a afectar la nueva tarifa. ¿Qué puede hacer? Tiene que mantener el mismo margen que antes (de la disputa comercial): ¿aumenta el precio, reduce la demanda de cerdo de EU, o busca otros proveedores?”, comenta.

 

Cómo prepararse para una guerra de tarifas

El experto en cadenas de suministro aconseja a las empresas que desarrollen competencias para evaluar distintos escenarios con base a datos y hechos.

“Que utilicen datos reales, que no especulen sin datos, es peligroso. Y que no entren en un estado de ánimo que las lleven a tomar decisiones emocionales, sino con base a hechos”, afirma.

Esto incluye tener en cuenta proyecciones macroeconómicas como las del Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial.

Gaurav lo dice basandose en estudios recientes a clientes de LLamasoft.  Según los mismos, las empresas que han creado centros de análisis y han digitalizado el mapeo de su cadena de suministros han logrado ahorros anuales promedio de 13.7 % en sus costos totales.

La tecnológica estadounidense obtiene en la actualidad el 30% de sus ingresos en México de clientes del sector bebidas y alimentos. Está consolidando su presencia en el sector retail (15%) y espera que el sector de la construcción crezca en los próximos años.

Según datos de la empresa, el diseño de la cadena de suministro ha conseguido ahorros a sus clientes de, por ejemplo, el 11% en los costes de transporte, 10% en costos fijos y 11% en los de producción.

 

Siguientes artículos

Twitter obtiene ganancias récord, pero sus usuarios mensuales caen
Por

El número de usuarios mensuales de Twitter cayó un millón, a 335 millones, en el segundo trimestre del año frente a los...