En medio de la cuarta revolución industrial, caracterizada por el desarrollo tecnológico y trabajos que ya son realizados por robots en lugar del capital humano, las personas deben adaptarse a los cambios mediante el incremento de habilidades blandas (soft skills), relacionadas con la inteligencia emocional o habilidades sociales, de acuerdo con especialistas.

“La tecnología inteligente ya ha comenzado a reemplazar la labor humana en trabajos de producción y administración… Si la historia nos ha enseñado algo es que los avances de la tecnología cambian los trabajos, mejora la fuerza laboral y nos da libertad para hacer más trabajos significativos. La pregunta es si estamos posicionados para hacer el cambio hacia las nuevas posiciones que están siendo creadas”, opinó Kay Sargent, director of Workplace de HOK, en entrevista posterior al Worktech, organizado por Contract Workplaces.

De acuerdo con la especialista, es necesario que las personas se enfoquen en la inteligencia emocional e interacción social, para crecer las habilidades de liderazgo, negociación, pensamiento crítico, adaptación, entrenamiento y conectar significativamente con los demás.

“Estas habilidades van a empoderar a la próxima generación de trabajadores, para lograr el crecimiento del factor humano para balancear y complementar la cuarta revolución industrial, la era cognitiva”, indicó Sargent.

La especialista indicó que se estima que la tecnología inteligente desplace entre 75 y 100 millones de trabajos en los próximos 10 años, aunque al mismo tiempo la robótica creará más de 130 millones de empleos en el mismo período.

“Necesitamos enfocarnos en el nuevo balance que está siendo creado entre el hombre y la máquina. En este escenario, la gente es el arte del trabajo, aprovechando el juicio, las señales visuales, la empatía, ética y comprensión del contexto social. Y las máquinas son la ciencia del trabajo, pues utilizan habilidad computacional, análisis de datos y reconocimiento de patrones”, agregó.

México se encuentra en la posición 23 de los 25 países que conforman el Índice de preparación para la Automatización de The Economist, que encabeza Corea del Sur, Alemania y Singapur.

“Como en México, el sector de la manufactura crece y atrae inversiones del exterior, la automatización robótica también crecerá, especialmente en los automotores, el sector aeroespacial, la electrónica, y aparatología médica”, indicó Sargent.

TE RECOMENDAMOS:

Se buscan humanos… los robots les necesitan: Manpower

 

Siguientes artículos

Dr. Mario World: Nintendo de nuevo en móviles
Por

El nuevo juego para smartphones de Nintendo es una nueva y moderna versión del clásico Dr. Mario que conocimos en el NES...