LAS VEGAS.- La carrera por los autos eléctricos tiene un nuevo contendiente. Faraday Future, una empresa fundada hace un par de años integrada en parte por ex empleados de Tesla y BMW, volvió al piso del Consumer Electronics Show de Las Vegas para acallar a quienes cuestionaron su capacidad de crear un auto viable luego de que en 2016 su FFZERO1 se robara el show.

El FFZERO1 era un concepto eléctrico y, según Faraday Future, autónomo, con cuatro motores eléctricos que entregarían más de 1,000 caballos de fuerza, pero cuando fue presentado muchas dudas quedaron en el aire.

En 2017, Faraday, que es controlada por el multimillonario chino Jia Yueting, quien también resulta ser CEO de Leshi Holdings Co Ltd (major conocida como LeEco), mostró al mundo su FF 91, un modelo que la compañía define como “una nueva categoría” y que es un crossover entre un sedán y una SUV, y el que vuelve a dejar más incógnitas que certezas.

El FF 91 tiene un diseño futurista —fue creado por Richard Kim, la pluma detrás del i3 y el i8 de BMW— y según FF, cuenta con cuatro motores eléctricos de hasta 783 kW que equivalen a 1060 hp, lo que le permitiría pasar de 0 a 100 en 2.39 segundos. Para quien lleve la cuenta eso es una centésima menos que los 2.4 segundos que le toma al P100D de Tesla alcanzar es velocidad.

PUBLICIDAD

Aún más, el fabricante dice que la batería de 130 kWh de este nuevo vehículo (creada por LG Chem y 30 kWh mayor que la del P100D, el top of the line de Tesla) entrega casi 600 km con una sola carga.

Lee también: Un viaje en el Tesla Model S, el eléctrico que lo cambió todo

Este auto puede abrirse y conducirse sin necesidad de llave gracias a una tecnología de reconocimiento facial denominada Arrival Interface, que no sólo reconoce el rostro del conductor, sino también su estado de ánimo y respondiendo a éste “a través de música, temperatura, aromas, contenido, masaje y más” para mejorar su experiencia, explicó la empresa en un comunicado.

Además de la electromovilidad, eMásl FF 91 cuenta con una serie de sensores que le permiten conducirse de forma autónoma, como un Lidar (radar láser), 10 cámaras de alta definición, 31 radares y 12 sensores utlrasónicos, además de las cámaras usadas en los costados en vez de espejos retrovisores y cuya imagen en desplegada en una pantalla en el retrovisor.

¿Demasiado bueno para ser cierto? Existe una posibilidad de que no lo sea, al menos no por completo.

Mientras que Faraday Future vende la idea de que el FF 91 es la revolución de la electromovilidad y la conducción autónoma, aún está por verse si es capaz de fabricar un vehículo de serie, si el desempeño en el mundo real cumple con las altas expectivas que genera y si su batería es capaz de entregar el rendimiento prometido.

Quizá aún más importante, aún debe demostrar si la conducción autónoma está a la altura de su principal competidor, Tesla, que sólo en 2016 vendió poco menos de 80,000 unidades de sus Model X y Model S, y cuyo Autopilot, su sistema de conducción asistida que tiene el potencial de ser autónoma.

Los autos de Tesla, la empresa que lidera la carrera de la electromovilidad y la automoción desde hace varios años, ha acumulado más de 222 millones de kilómetros, así que FF tiene mucho trecho por recorrer.

Hasta ahora no se ha anunciado un precio de venta ni una fecha de disponibilidad para el FF 91, pero por 5,000 dólares puedes reservar el tuyo hoy.

 

Más imágenes

 

 

 

Siguientes artículos

Estado de México, la entidad con más saqueos por gasolinazo
Por

Veracruz ocupó el segundo lugar de los estados más saqueados. Pese a la psicosis entre los pobladores de la Ciudad de Mé...