“Cuidado con Quintana Roo”, fueron las palabras de Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo; ante el aumento de delitos de alto impacto –entre ellos ejecuciones- en ese estado.

El estado sureño se encuentra entre las primeras 10 entidades que registran más delitos de alto impacto, con las tasas de homicidios más elevadas por cada cien mil habitantes, y que se colocó entre los que tuvo más aumento porcentual en el número de ejecuciones en 2018.

“Si no se atiende que ocurre en lugares como Quintana Roo podríamos llegar a situaciones tan dramáticas como las de Guerrero. No hay que olvidar que Quintana Roo es un gran generador de divisas, de buena imagen ante el extranjero”, detalló Roel, durante la presentación de los resultados anuales de este reporte no gubernamental.

En diciembre de 2018 se registraron 75 homicidios, 678 robos a negocio, 250 robos a casa, 256 robos a vehículos, tres casos de secuestro y nueve de extorsión; y en conjunto todos representan un aumento a los delitos que se detectaron el mes anterior.

Roel apunta que la mayoría de ellos se concentran en el municipio de Benito Juárez, la zona turística de este estado.

Por cada cien mil habitantes se registraron 45.8 homicidios en Quintana Roo, que representa un aumento de 113% respecto al año anterior y lo coloca en el quinto lugar de los 10 estados con más delitos de este tipo.

En este indicador, Colima es la entidad con más homicidios registrados con 82.4 por cada cien mil habitantes, seguido por Baja California, con 78.3; Guerrero en el que se cometieron 78 homicidios por cada cien mil habitantes y Chihuahua con 47.6.

Respecto a las ejecuciones, el Semáforo Delictivo reveló que Guanajuato fue la entidad en donde se registraron la mayor cantidad de estos delitos con 2,844 en 2018; seguido de Baja California con 2005 y Guerrero con 1,775.

Al medir el aumento porcentual en ejecuciones por entidad, la Ciudad de México fue la primera al registrar un incremento de 114% en su tasa de ejecuciones, seguido de Chiapas, con 139%, Quintana Roo con 132%, Jalisco al detectarse un aumento de 127% y Baja California con 88%.

Pese a estos indicadores y la insistencia en el aumento de delitos de alto impacto en estados como Quintana Roo, Roel señaló que la crisis de seguridad está extendida por todo el país debido a las políticas poco adecuadas para atender este fenómeno.

“El problema no es de Quintana Roo, es de México y del gobierno federal que no ha avanzado en la regulación de drogas, si se regulan quitas una inmensa presión a este estado y todo México”.

El Semáforo Delictivo también detalla que en 2018 se registró una cifra histórica de homicidios, la mayoría de ellos ejecuciones del crimen organizado,con 28,816 de estos delitos, que representa un promedio de 23 homicidios por cada 100,000 habitantes, cuatro veces más elevada que el promedio mundial que es de 6.2.

También puedes leer: Semáforo Delictivo contabiliza en 2018 cifra histórica de homicidios: 28,816

 

Siguientes artículos

El incendio del ducto de Pemex en Tlahuelilpan dividió las redes sociales
Por

La explosión del ducto de gasolina en Hidalgo que ha cobrado la vida de más de 100 personas dividió a los internautas en...