Los precios al consumidor en diciembre fueron los más altos durante el año que recién acabó, pero también registró su mayor nivel desde mediados de 2001, lo cual se muestra en los bolsillos de los mexicanos que con sus compras diarias puede percibir los incrementos en algunos de estos productos y servicios.

Así, de acuerdo con los datos divulgados esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), estos son los genéricos (productos/servicios) que más se encarecieron en el último mes de 2017:

El producto con mayor incremento en su precio fue el jitomate con 42.91%.

De acuerdo con la herramienta “Quién es Quién en los Precios”, de la Profeco, el kilogramo de tomate bola tiene un costo promedio de 38.78 pesos, mientras que el de tomate saladette vale 34.67 pesos, entre el 1 y 5 de enero.

PUBLICIDAD

Lee: Inflación cierra 2017 con su mayor nivel en más de 16 años

Le siguen la calabacita con una variación mensual de 26.81% y el transporte aéreo con 22.69%, siendo los que mostraron alzas de dos dígitos y tuvieron mayor incidencia en la inflación general.

Los servicios turísticos en paquete aumentaron 7.43%, mientras que el huevo mostró un encarecimiento de 5.76%. El kilogramo de huevo tiene un precio promedio que va de los 34 a los 24.62 pesos, dependiendo el tipo y la presentación, según el comparador de precios de Profeco.

En cuanto al gas LP, el Inegi reportó una variación de 1.40% y el de la gasolina de bajo octanaje de 0.82%. Estos energéticos acumulan fuertes incrementos en un año.

En el caso de este energético doméstico, su precio pasó de un promedio nacional de 15.02 pesos a 18.81 pesos por kilogramo de enero a diciembre, de acuerdo con la Comisión Reguladora de Energía (CRE). A inicios de año un tanque de 20 kilogramos costaba 300.40 pesos, en el último mes del año pasado costó 376.2 pesos.

Cabe recordar que los precios del gas LP se liberaron en 2017, con lo que el gobierno dejó de establecer los precios máximos cada mes, y son ahora los distribuidores quienes los establecen tomando en cuenta diversos elementos, como tipo de cambio y costos logísticos y de distribución, entre otros.

Mientras que los combustibles también muestran un aumento anual, ya que en diciembre de 2016, los precios promedio fueron de 13.98 pesos para la Magna, 14.81 para la Premium, y 14.63 el diésel. En lo que va del año han alcanzado sus premios máximos: el litro de la gasolina verde alcanzó su precio máximo de 18.13 pesos, la roja de 16.43 pesos.

De igual manera, los precios de las gasolinas fueron liberados en todo el país y ahora se determinan según los costos de la cadena productiva (precio del petróleo, transporte, almacenamiento, tipo de cambio, etcétera).

Te recomendamos: La inflación no cedió en 2017 y no lo hará en 2018

Por el contrario, los productos que mostraron una mayor variación a la baja fueron la cebolla (19.23%), el chile serrano (12.29), el pepino (10.15), el aguacate (9.00) y el tomate verde (6.8%).

Otros productos que disminuyeron sus precios son las papas y otros tubérculos (3.39), los televisores (2.17), las lociones y los perfumes (1.91), los productos para el cabello (0.83) y el pollo (0.31).

Las locaclidades copn mayor variación al alza son: Veracruz y Córdoba, Mérida, Torreón, Morelia, Aguscalientes, Puebla, Tepatitlán (Jalisco), Oaxaca y Toluca.

Mientras que mostraron una variación por debajo de la nacional se encuentran Huatabampo (Sonora), Monclova, Iguala, Chihuahua, La Paz, Chetumal, Cortazar (Guanajuato), Culiacán, Monterrey y Ciudad Acuña (Coahuila).

 

Siguientes artículos

México pierde más de 800 mdd al usar software de Estados Unidos
Por

Mientras que EU exporta 868 mdd al año en software hacia México, nuestro país le vende apenas 2 millones y desaprovecha...