El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, dio inicio al anual Diálogo Estratégico y Económico EU-China destacando las apuestas compartidas y la responsabilidad de apoyar a la economía global.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

WASHINGTON – Funcionarios estadounidenses apelaron al propio interés de China el miércoles al exhortarlo a aplicar reformas económicas más profundas, incluyendo cambios a la política de tipo de cambio y a detener el robo cibernético de secretos industriales, acciones que dijeron beneficiarían a ambos países.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, dio inicio al anual Diálogo Estratégico y Económico EU-China destacando las apuestas compartidas y la responsabilidad de apoyar a la economía global.

“Los próximos pasos que China necesita tomar para su propia economía resultan ser en el interés de Estados Unidos también”, dijo al partir las conversaciones de dos días en Washington.

“Sus propios planes requieren el tipo de cambios que tienen que llevarse a cabo, que son difíciles, como aquí, pero si lo hacen, nos van a beneficiar a los dos, incluyendo un tipo de cambio libre, el cambio a una economía impulsada por el consumo, la aplicación de los derechos de propiedad intelectual y la renovación de la innovación”, dijo Biden.

Biden no escatimó palabras cuando se planteó el polémico tema del robo de la propiedad intelectual a través de la piratería de redes de computadores, una conversación complicada por la reciente revelación de los programas de vigilancia mundial estadounidense hecha por el fugitivo Edward Snowden, ex contratista de una agencia de espionaje.

“El robo cibernético descarado que experimentan las empresas estadounidenses ahora debe ser visto como fuera de los límites y se debe detener”, dijo Biden. Funcionarios estadounidenses dicen que todos los países se espían unos a otros, pero China es único en su robo de la tecnología extranjera.

El subsecretario de Estado, Bill Burns, y el secretario del Tesoro, Jack Lew, recibieron a una delegación china encabezada por el consejero de Estado, Yang Jiechi, y el viceprimer ministro Wang Yang para las conversaciones anuales que abarcan tanto a la economía como cuestiones geopolíticas más amplias.

Burns reemplazó al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, quien dejó las reuniones el miércoles para cuidar a su esposa enferma.

Las negociaciones se iniciaron en 2008 con la finalidad de gestionar la cada vez más compleja relación entre Estados Unidos y China, y evitar que la competencia entre las dos economías más grandes del mundo se convierta en un conflicto desestabilizador.

 

Igualdad de condiciones

 

Las declaraciones de Wang en la apertura del foro destacaron el deseo de China – expresado por el presidente chino, Xi Jinping, el mes pasado en una cumbre con el presidente Barack Obama – por forjar una nueva relación.

“Nuestro trabajo en esta ronda… es convertir los acuerdos importantes entre los dos presidentes en resultados tangibles, y añadir contenido a este nuevo modelo de relación de grandes países”, dijo.

Lew dio la bienvenida a los planes de reforma que circulan en China bajo el nuevo Gobierno de Xi, quien asumió el cargo en marzo.

Sin embargo, también emitió una lista de quejas estadounidenses sobre políticas chinas que el Congreso de Estados Unidos exigió sean abordadas por el gobierno de Obama.

Estados Unidos busca “una relación económica en que nuestras empresas y trabajadores operen en igualdad de condiciones y donde los derechos de las personas que participan en la economía mundial – incluyendo los innovadores y los titulares de la propiedad intelectual – son preservados y protegidos de la intrusión cibernética patrocinada por el gobierno”, dijo Lew.

China niega estar detrás de la piratería, e insiste en que es una de las principales víctimas de los ataques cibernéticos, incluyendo algunos desde Estados Unidos – un argumento que Pekín ve reforzado por las revelaciones de Snowden.

 

Siguientes artículos

Microsoft presentará reorganización gerencial
Por

La última gran reorganización de la compañía ocurrió en julio del 2008, cuando Ballmer escindió la División de Plataform...