Forbes

En los últimos años, contratar a un experto en Tecnologías de la Información (TI) se convirtió, en México, en una tarea difícil y costosa.

El año pasado, las aspiraciones salariales de los candidatos calificados en las áreas de desarrollo y programación tuvieron un sustancial aumento de 40%, explica María Fernanda Vega, Senior Manager de Page Personnel. Ante ello, las empresas optan por contratar a estos profesionales en esquemas cuya remuneración no es un salario integrado, sino un compilado de bonos, esquemas de pago por proyecto o compensación de prestaciones con flexibilidad de horario, trabajo remoto o equipo de cómputo.

“Se ha observado un incremento importante en la aplicación de distintos esquemas de remuneración para los profesionales en el sector de TI. Algunos parten de la contratación de profesionales a través de modelos de remuneración que incluyen salarios promedio o incluso más bajos que la media del mercado, pero con bonos exageradamente altos y aleatorios”, explica María Fernanda Vega.

Este fenómeno ocurre porque la automatización de procesos ha generado una demanda alta por profesionistas y, sobre todo, de expertos en terrenos como Java Script (programación de código) o data scientist (análisis de datos), indica Emmanuel Olvera, fundador de la plataforma de búsqueda y reclutamiento de profesionales especializados EmpleosTI. En particular, esos dos perfiles tuvieron un aumento de 83.3% en la demanda de profesionistas.

De acuerdo con EmpleosTI, 54% de la plantilla laboral total necesitará capacitarse en habilidades referentes a la tecnología. Foto: Thomas Barwick/Getty Images.

“Es un fenómeno que vemos más claramente en bancos [y en] empresas de entretenimiento, como cines o casinos. Ahí hemos visto que, hasta en rubros tradicionales, ha crecido la necesidad por este tipo de perfiles”, añade Olvera.

En México, se facturan 33,200 millones de pesos (mdp) anuales provenientes de la industria de TI, según el Inegi, y su crecimiento por año oscila entre 5 y 10%. “Creemos que 54% de la plantilla laboral total necesitará capacitarse en habilidades referentes a la tecnología”, señala el fundador de EmpleosTI.

Grandes vs startups

El número de vacantes disponibles en Empleos TI creció en 32% durante 2018. Los estados con más vacantes son los que cuentan con grandes metrópolis: la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, aunque, en el último año, Aguascalientes mostró un gran crecimiento en la oferta de trabajo, con 70.5% más ofertas que el año anterior.

“Hay diferentes escenarios de contratación. Esto tiene que ver con el tipo de empresas que requieren a los profesionales. Por ejemplo, un programador que quiere ganar un sueldo neto de 40,000 pesos necesita un salario bruto cercano a 60,000 al mes, algo que muy pocas startups pueden costear. Por eso, compensan otorgando otras prestaciones o esquemas de pago”.

Esta situación ha complicado la colocación de estos ejecutivos en el mercado laboral, considera María Fernanda Vega, de Page Personnel, especialmente en aquellas empresas que contratan a los candidatos bajo el modelo tradicional.

“Las empresas más grandes ofrecen prestaciones como seguros de gastos médicos o fondos de ahorro; las startups van por horarios flexibles, bonos o políticas de vacaciones ilimitadas”, agrega Vega. “Lo cierto es que esta competencia por el talento y los diferentes esquemas de remuneración puede generar que haya poca permanencia en los empleos o que las empresas grandes opten por contratar a profesionistas con poca experiencia”.

Olvera explica que otro de los motivos por los que los profesionales en tecnologías cuentan con un abanico amplio de esquemas de remuneración es que empatan con sus prioridades. De acuerdo con un estudio de tendencias de Empleos TI, las oportunidades de crecimiento, el sueldo y el balance entre el trabajo y la vida personal son los factores más importantes que considerar a la hora de evaluar un cambio de empleo.

“Muchas veces, se concibe al profesional de la tecnología como una persona que no hace más que trabajar, pero, incluso las startups están ayudando a cambiar esa percepción de que sólo es un buen profesionista el que se consagra al trabajo; el ambiente laboral, el estrés en el trabajo y la calidad de vida son conceptos muy valorados en el sector”.

Inclinación de la balanza

Datos del Clúster Manager de Tecnologías de la Información de Jalisco (IJALTI) exponen que 75% de los empleados de TI están contratados de manera directa; el resto (uno de cada cuatro) está contratado en esquemas cuya remuneración no se integra en un sueldo.

Los salarios resultan un factor crucial, pues, de acuerdo con el portal Empleos TI, esta variable es el motivo por el que un profesionista abandona un trabajo en cuatro de cada 10 casos. El salario promedio (a nivel nacional) ofrecido a un profesional de TI en 2018 fue de 27,090 pesos.

“Los empleados, muchas veces, renuncian a prestaciones como el aguinaldo o el fondo de ahorro, pero olvidan que los esquemas donde el sueldo no está integrado adecuadamente en un salario también repercuten en prestaciones de largo plazo, como la Afore o el Infonavit”, explica María Fernanda Vega, de Page Personnel.

La ejecutiva considera que hay una tendencia natural a migrar a esquemas tradicionales conforme las compañías van creciendo, de tal modo que no se vislumbra una “pelea eterna” por talentos entre las empresas grandes y las startups.

Te puede interesar: 30 Promesas 2019 | EmpleosTI, profesionales especializados en un portal especializado

El número de vacantes disponibles en Empleos TI creció en 32% durante 2018. Las urbes con más vacantes son la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Foto: Thomas Barwick/Getty Images.

“Las empresas jóvenes recurren a esquemas de compensación alternativos porque no cuentan con la estructura para realizar un plan de compensaciones, pero, en la medida que van creciendo, empiezan a adoptar prácticas más tradicionales. Lo que vemos es que, en el campo de la tecnología, las variables van cambiando; eso convierte a este mercado en uno de los más dinámicos”.

Según Page Personnel, entre 2017 y 2019 se espera un 50% de aumento en las vacantes de profesionistas con competencias en materia de desarrollo de Inteligencia Artificial.

“Es todo un reto para los empleados y para los empleadores. Como resultado, empezaremos a ver empresas que cubren perfiles senior con profesionales que tienen apenas uno o dos años de experiencia. Esto no quiere decir que no sepan; más bien, nos da luz de la velocidad a la que avanza la tecnología y los estragos que causa en materia en tendencias de contratación”, añade.

 

Siguientes artículos

Innovación, un proceso abierto para crear ideas
Por

En ocasiones se invita al cliente y al cliente del cliente de la empresa a colaborar en innovar en productos y servicios...