El Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) señaló como responsables al gobierno del asesinato de Samir Flores, a lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que su administración no tuvo responsabilidad alguna y que no se debe politizar a la víctima.

El EZLN, el Consejo Indígena de Gobierno y el Congreso Nacional Indígena (CNI) condenaron el asesinato de Samir Flores Soberanes, uno de los principales opositores al Proyecto Integral Morelos (PIM), que incluye la termoeléctrica de Huexca, el gasoducto que atraviesa Morelos, Puebla y Tlaxcala, y el acueducto que dejaría sin agua a seis mil campesinos.

“Responsabilizamos por este crimen al mal gobierno y sus patrones que son las empresas y sus grupos armados legales e ilegales, que así pretenden robarnos, llevarnos a la muerte y apagar las luces que nos dan esperanzas, como es la del compañero Samir”, dijeron en un comunicado.

En su conferencia matutina, el presidente hizo un llamado a que el asesinato de Flores no se use con fines políticos.

“Es muy lamentable lo que sucedió, hay que investigar a fondo, castigar, esa es responsabilidad de nosotros, de la Fiscalía, pero no deben utilizar estos hechos lamentables con propósitos políticos, ideológicos, nada de carga ideológica”, dijo López Obrador.

Además, López Obrador se refirió a la responsabilidad que le imputan actores políticos y sociales: “nosotros no somos represores”.

Te recomendamos: 

Asesinan a opositor de termoeléctrica de CFE en Morelos

 

Siguientes artículos

Tribunal multa a alemana Heckler & Koch por envío ilegal de armas a México
Por

Las armas de Heckler & Koch se usaron en 2014 en el caso de la desaparición de 43 estudiantes de la normal rural de Ayot...