Reuters.- Familiares de una migrante salvadoreña que murió a mediados de junio a manos de supuestos policías de México solicitaron el lunes al gobierno del país centroamericano interceder ante las autoridades mexicanas para dar con los responsables.

Senaida Escobar, de 19 años, salió del empobrecido municipio Victoria, a 90 kilómetros al noroeste de la capital, para intentar llegar a Estados Unidos, donde pretendía trabajar limpiando casas en California.

Sin embargo, el vehículo en el que viajaba junto con otros 16 migrantes fue atacado a tiros por los presuntos agentes de la policía en una carretera del estado mexicano Veracruz, tras una persecución.

TAMBIÉN LEE: El Salvador otorga 114,000 dólares a migrantes retornados

Su padre, Darío Escobar, y una de sus hermanas, Doris Escobar, entregaron el lunes una carta escrita a mano al gobierno del presidente salvadoreño, Nayib Bukele, para pedir su intervención ante las autoridades mexicanas.

“Nosotros queremos que las personas que hicieron el hecho reciban su castigo, porque si ellos recibieran su castigo, estaría feliz. Que reciban cárcel porque fue una persona a la que mataron”, dijo a la prensa Darío Escobar, previo a la entrega de la carta, que fue vista por Reuters.

No fue posible obtener de inmediato comentarios de la Cancillería y la Casa Presidencial de El Salvador, ni del gobierno mexicano.

Huyendo de la pobreza y la violencia, cientos de salvadoreños emigran irregularmente a Estados Unidos para conseguir mejores oportunidades, pese al endurecimiento de las políticas de migración y el refuerzo de la seguridad en los países de tránsito.

 

Siguientes artículos

Estados competitivos
Nuevas responsabilidades
Por

Existe el registro preciso de que tras la reactivación económica se corre el riesgo de un rebrote.