El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó a México la aplicación de un Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16% en alimentos para aumentar sus ingresos fiscales no petroleros mientras consigue que el sistema tributario sea más progresivo.

Los expertos del FMI destacaron la relevancia de salvaguardar la credibilidad de la política fiscal, y afirmaron que “los supuestos económicos en los que se basa el presupuesto para el año entrante son preocupantemente optimistas sobre el PIB, producción del petróleo e ingresos presupuestarios”.

De acuerdo con El Economista, el FMI reconoció el compromiso del gobierno de no aplicar cambios tributarios en la primera mitad de su gestión, pero consignaron que sin una reforma se corre el riesgo de debilitar la prudencia fiscal que prometieron.

Tras revisar la situación económica y financiera de México, los expertos explicaron que la “drástica reducción del crecimiento ha aumentado las presiones fiscales para México”, y que “el compromiso del gobierno para no aumentar los impuestos durante la primera mitad del mandato está alimentando esta presión”.

Los integrantes de la misión del FMI destacaron la necesidad de aplicar “una reforma fiscal exhaustiva, que permita aumentar los ingresos no petroleros mientras se hace un sistema tributario más progresivo”.

La reforma permitiría incrementar los ingresos públicos y aproximarlos a la media recaudatoria de la región, y compensar la presión fiscal que resulta de la “dramática desaceleración económica”. Los expertos del FMI explicaron que estos cambios pueden centrarse en racionalizar los gastos tributarios y ampliar la base impositiva.

Te recomendamos: FMI pide a México reconsiderar asociaciones de Pemex con privados

 

Siguientes artículos

Negociación del T-MEC sería una ‘victoria crítica’ para la gestión de Trudeau
Por

El primer ministro canadiense también dijo que fueron “capaces de permanecer firmes ante Donald Trump y sus tarifas puni...