Decía el poeta y filósofo inglés Samuel Johnson que viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas cómo son en vez de pensar cómo serán. Sin duda, la del viaje es una de las experiencias más enriquecedoras y apasionantes del mundo, sobre todo cuando  sale de acuerdo a lo planeado.

No obstante, también puede resultar agotador si no se tiene la información o la estrategia adecuada, y las consecuencias de esto son evidentes: retrasos, filas interminables, viajes incómodos, cargos extra, etc.

Cuando se habla del lujo en la experiencia de viaje, los miedos, las dudas y el desconocimiento son recurrentes. Algunos viajeros tienen ideas erróneas sobre el lujo a la hora de planear y vivir un viaje, asociándolo más con asientos de cuero y martinis deliciosos, que con la seguridad, tranquilidad y eficiencia de un producto que sea un reflejo de nuestra calidad de vida.

Consentir a los nuestros y reducir al máximo el rango de obstáculos y eventualidades se verá reflejado de forma evidente en nuestra experiencia. La personalización y solvencia que ofrecen tarjetas como World Elite y Platinum Mastercard® hacen que viajar sea una experiencia importante, trascendente y sobre todo disfrutable, en la que cada aspecto logístico y técnico se refina al máximo para vivir como nosotros queremos.

Existen ideas, mitos y preconcepciones en torno al lujo dentro de la experiencia de viaje, que no necesariamente son ciertas. Derribar esas barreras para ver que los beneficios que nos brinda un producto de primera clase tiene que ver más con vivir de forma óptima y no sólo de manera ostentosa, es necesario:

1. Es costoso. Este mito es el más recurrente. Cuando cancelan nuestro vuelo barato sujeto a disponibilidad, o surge una promoción más atractiva para el vuelo que ya compramos, o terminamos pagando cargos extra por no haber atendido a las letras pequeñas, pensamos que un servicio de lujo hubiera sido mejor opción después de todo.

Platinum Mastercard es una de las formas más completas de tener la mejor información sobre el destino previo al viaje, así como las ofertas disponibles, las referencias para emergencias médicas y legales, el rastreo de equipaje perdido y más. Blindar las eventualidades que son recurrentes en un viaje termina traduciéndose en una protección que al no hacerlo podría resultar más caro.

También puede interesarte: 6 ciudades que debes conocer este año

PUBLICIDAD

Viajar de forma cómoda y tranquila incide sobre la calidad de nuestro viaje: se está de mejor humor, con ánimo y energía, los cuales sirven para recorrer los destinos planeados de forma completa. Además, nos encontramos más dispuestos a atender pendientes laborales o recurrencias a distancia de forma concentrada.

2. Sólo aplica para grandes ciudades. Falso. Viajar debe ser siempre fascinante, disfrutable e irrepetible en donde sea, así sea dentro del territorio nacional o a kilómetros de distancia. La experiencia del lujo no tiene geografías determinadas.

Desde encontrar el restaurante perfecto en Nueva York (y hacer reservaciones), a encontrar el regalo perfecto y hacer que lo entreguen a tiempo en San Miguel de Allende, e incluso conseguir entradas para el evento local más importante, los beneficios de Concierge tanto de Platinum Mastercard como de World Elite permite tener la mejor experiencia sin importar el lugar.

3. No representa una diferencia clara. Quienes piensan que una experiencia de lujo sólo implica comodidades accesorias están en un error sustancial. En ocasiones, armar todo por nuestra cuenta pensando que nos ahorraremos una suma considerable de dinero, eleva las probabilidades de un viaje limitado, en el que lo largo de las filas se transformará en menos horas de disfrute, y quizás también implique aglomeraciones sin un distintivo claro que haga nuestra experiencia memorable.

Con los beneficios que brindan World Elite y Platinum Mastercard a través de Priceless Cities, disfrutar de forma única y especial de una ciudad con vistas y sonidos memorables es siempre una garantía. Se trata de que las experiencias únicas sucedan siempre, que el acceso preferencial a ofertas exclusivas, eventos VIP, oportunidades privilegiadas y promociones especiales enriquezcan siempre tu viaje.

4. Viajar de forma económica es más seguro. No prevenir las eventualidades, o dejar de lado servicios como el seguro de viajero, e incluso salir con un presupuesto reducido, aumenta de forma sensible las posibilidades de no poder atender un percance, accidente o eventualidad de cualquier tipo de forma adecuada.

Cuando viajamos, los accidentes suceden con frecuencias, desde eventualidades leves como una intoxicación alimentaria a mitad de la noche, o una pequeña cortadura, hasta cuestiones de tipo material como haber perdido nuestros documentos de valor, tarjetas o equipaje.

World Elite y Platinum de Mastercard facilitan que la seguridad se garantice en todo momento, a través de su asistencia las 24 horas del día, durante todo el año desde donde estemos. Esa seguridad se traduce en tranquilidad, la cual nos enfoca mejor en lo que realmente importa: disfrutar de un viaje inolvidable.

 

Siguientes artículos

6 ciudades que debes conocer este año
Por

Lugares fascinantes, atardeceres irrepetibles, museos y gastronomía insuperables. Si estás pensando en viajar de forma ú...